21-03-2011 / 16:51 h EFE

Este ha sido uno de los puntos valorados este mediodía en el seminario celebrado en la Universitat Autònoma de Barcelona para analizar las consecuencias del accidente nuclear en Japón, en el que también ha participado el ingeniero nuclear del Instituto de Investigación y Tecnologías Ambientales, François Diaz-Maurin.

El seminario, al que han asistido unos ochenta estudiantes del campus de Bellaterra, ha analizado las condiciones previas al accidente nuclear y el resultado del terremoto del pasado 11 de marzo y el posterior tsunami, que produjeron una seria afectación en el sistema de refrigeración de los reactores de la central.

"Es difícil predecir con certeza qué sucederá porque, por ahora, se han vertido toneladas de agua y debería estar inundado, pero en vez de eso el agua se evapora por las altas temperaturas, puede que en un futuro inmediato sigan habiendo fugas o que la situación empeore", ha señalado Josep Puig.

En este sentido, la liberación de valores radiactivos procedentes de la central nuclear ya tiene una afectación en el entorno que se hace evidente en el desalojo de un amplio radio alrededor de la central.

"El envenenamiento no es solo en las personas, lo es en el cultivo, los animales y todo ser vivo que expuesto a la radiación peligra", ha señalado Puig, que asegura que también comportará problemas en la movilidad de los animales que se encuentren en la zona.

"Si toda esa zona norte del país era de actividad agraria, como hemos visto, ahora está destrozado y serán tierras difíciles de recuperar", puntualiza el profesor, que asegura que la contaminación ha afectado ya al suelo y al subsuelo.

Puig ha apuntado que la evolución dependerá, no sólo de la central, sino también de la climatología y la meteorología, que hará que las partículas contaminadas se dispersen con mayor o menor extensión, dentro y fuera del país nipón.

Por su parte, François Díaz-Maurin ha destacado los importantes intereses económicos que rodean a la generación de energía nuclear alrededor del mundo, y que justifican su presencia en tantos países, así como la previsión de proyectos a corto y medio plazo.

"La energía nuclear genera mucho dinero y existen muchos proyectos bajo negociación, y por ahora aún se mantiene la discusión sobre la extensión de la vida de las centrales nucleares", ha señalado Díaz-Maurin.

En este sentido, el ingeniero nuclear ha destacado que hay que recordar que el desastre en Fukushima no es natural, si bien su origen si que lo es por el terremoto y el tsunami, pero que ha sido por la acción del hombre que esta zona se encuentra en esa situación de alerta actual.

En este sentido, asegura que se ha demostrado que la energía nuclear no es segura, aunque durante tantos años se ha intentado convencer a la población de lo contrario, y tampoco supone una alternativa a otras fuentes de generación energética.

"La energía nuclear tan solo supone el 6,4% de la energía que consumimos", ha destacado el ingeniero, que asegura que se podría subsistir con casi un 90% de la energía proporcionada por las fuentes renovables.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD