05-02-2021 / 21:10 h EFE

El Partido Liberal de Honduras cumple 130 años de fundación y tiene la intención de volver al poder en 2022, tras haberse resquebrajado en 2009, a raíz del golpe de Estado al entonces presidente, Manuel Zelaya, quien renunció a ese movimiento político, que lleva siete años relegado a ser la segunda fuerza de oposición.

Fundado el 5 de febrero de 1891 por Policarpo Bonilla, el Partido Liberal, conservador, aunque de "centro-izquierda" para algunos de sus líderes, durante un siglo ha alternado el poder con el también conservador Partido Nacional, que nació el 27 de febrero de 1902.

De hecho, el Partido Liberal dejó de ser la segunda fuerza de oposición el 28 de junio de 2009, cuando fue derrocado Zelaya, quien había llegado al poder el 27 de enero de 2006 bajo su bandera.

Luego del golpe de Estado, que dejó a los hondureños divididos entre "golpistas" y "golpeados", en 2011 surgió el Partido Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador es Manuel Zelaya.

En las elecciones de noviembre de 2009, el Partido Liberal, ya resquebrajado, perdió las elecciones frente a su eterno rival, el Partido Nacional, y oficialmente pasó a ser la segunda fuerza de oposición en los comicios de 2013, desplazado por Libre, que se convirtió en la primera.

Desde entonces, el Partido Liberal, que al igual que los otros partidos que existen en Honduras -catorce legalmente inscritos-, carece de auténticos lideres que recojan su emblema rojo y blanco para llevarlo de nuevo al poder.

UNA ALIANZA PARA SACAR AL PARTIDO GOBERNANTE

La situación del Partido Liberal no es fácil, lo que reconocen los tres precandidatos que aspiran a ser el candidato presidencial en las elecciones internas o primarias, previstas para el 14 de marzo, en un ambiente marcado por la pandemia de la covid-19, que en enero y febrero ha tenido una alta incidencia de muertos y contagios.

El presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal, Luis Zelaya, quien perdió las elecciones de 2017, dijo este viernes que la situación es difícil y resaltó que existe una división interna en la institución.

Agregó que él, quien es uno de los precandidatos presidenciales, siempre estará "del lado de quienes practican y defienden las doctrinas liberales", y que si como candidato le tocara hacer alianzas para sacar del poder al Partido Nacional, que lleva tres períodos consecutivos, lo hará con partidos honestos y los que estén hartos de la corrupción e impunidad en el país.

Según analistas, la principal alianza que Zelaya podría buscar sería con Salvador Nasralla, excandidato presidencial, que asegura que no ganó las elecciones generales de 2013 y 2017, porque le hicieron fraude.

Nasralla participó en los comicios de 2013 como candidato del Partido Anticorrupción y en 2017 al frente de una alianza con Libre, en una contienda en la que fue reelegido el actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, en la que la oposición, incluido el Partido Liberal, denunció que también hubo fraude.

Los otros dos liberales que aspiran a ser el candidato presidencial para las elecciones generales del 28 de noviembre son Yani Rosenthal y Ángel Darío Banegas, quienes para analistas locales, no son una carta de triunfo para el Partido Liberal.

Rosenthal, abogado, exministro de la Presidencia e hijo del banquero y excandidato presidencial Jaime Rosenthal, fallecido en 2019, regresó en agosto de 2020 a Honduras, luego de estar preso en Estados Unidos, donde cumplió una condena de tres años por lavado de dinero ligado al narcotráfico, según autoridades de ese país.

Por su parte, Banegas es diputado, caricaturista del diario hondureño La Prensa y conductor de un programa de entrevistas en el Canal 5 de televisión.

ESTE ES EL MOMENTO DEL LIBERALISMO, DICE LUIS ZELAYA

En una "carta pública al liberalismo", Luis Zelaya, exrector de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) e ingeniero industrial y en sistemas, dijo que "el Partido Liberal tiene grandes retos por delante: honrar el pasado y 130 años de historia, cambiar el presente y mejorar el futuro para que seamos ahora más que nunca, el motor de cambio que el país necesita".

Añadió que Honduras, con 9,5 millones de habitantes, de los que más del 60 por ciento son pobres, "pasa por uno de sus peores momentos" y que "los efectos de la pandemia (de la covid-19, desde marzo de 2020), los fenómenos naturales (dos tormentas tropicales en noviembre) y la crisis política e institucional marcan tiempos difíciles".

Son "tiempos en los que el liberalismo siempre ha estado a la altura en la defensa de los intereses del país", subrayó en la carta el político hondureño.

"Este es el momento para el Partido Liberal de Honduras. Es el momento del liberalismo justo, en un momento en el que la democracia se debe hacer más presente, más que nunca con la celebración de las elecciones internas y primarias", indicó Zelaya.

Yani Rosenthal expresó, en alusión tácita a Luis Zelaya, que el Partido Liberal se encuentra en el momento más bajo de su historia y recordó que en las últimas elecciones solamente logró 400.000 votos, y que la institución requiere de un nuevo Consejo Central Ejecutivo, comprometido y conformado por "verdaderos liberales".

Ángel Darío Banegas indicó en la víspera, que ser liberal en su país representa "estar del lado correcto de la historia. Es defender la libertad, ser joven eternamente, ser anticorrupción, ser guardián de la Constitución, es no robar, no mentir y no traficar con los sueños de jóvenes".

En las elecciones del 14 de marzo los únicos partidos que celebrarán elecciones primarias son el Nacional, Libre y Liberal, que son las fuerzas políticas mayoritarias del país.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD