27-12-2020 / 19:10 h EFE

Doria Ramos Gonzlez ha hecho historia a sus 84 aos al ser la primera persona en Canarias en recibir una dosis de la vacuna contra la covid-19 y tiene un sencillo deseo para cuando le administren la segunda dosis dentro de 21 das: visitar a su hermana y compartir con ella "un plato de papitas arrugadas".

El Hospital Nuestra Seora de los Dolores, en La Laguna, ha sido el primer centro del archipilago en comenzar la campaa y durante los prximos das el noventa por ciento de sus residentes se vacunarn e iniciarn el camino para hacer realidad esos pequeos placeres como tener la libertad de compartir despus de tantos meses una merienda con sus familiares.

Los ms afectados por esta pandemia, los mayores, han dado un paso adelante muy relevante este domingo y lo han hecho de la mano de aquellas que les han acompaado en este ao tan complicado, enfermeras como Vanesa Castilla, la encargada de adminsitrar esta primera vacuna.

Nunca una guerra se gan con un ejrcito ms entraable y con unos objetivos tan sinceros como volver "a darnos besos y abrazos", que es lo que quiere para sus pacientes Vanesa Castilla.

Estas dos mujeres han escrito un rengln ms en la historia de Canarias y lo han hecho ante la expectacin del resto de usuarios de la residencia, que se asomaron para no perderse el momento.

Tambin los vecinos de la Urbanizacin el Gramal, situada frente al centro, han querido desde sus ventanas conocer a la seora ms famosa de este medioda en las islas.

"Me he sentido bien, no he notado nada, segn entr, sal", ha dicho Doria en un breve encuentro con periodistas en el que ha aprovechado para decirle a aquellos que no quieren vacunarse que "se dejen de tanta tontera".

De hecho, durante los ltimos das se ha encargado de transmitir a sus compaeros de residencia la importancia de este acto y ha insistido en que esto nos sirve "para salir hacia adelante".

Ella afirma que no ha tenido miedo y que desde el primer da que la pandemia atiz a Canarias tuvo claro que se iba a vacunar, pero con esa certeza de Doria ha convivido tambin la inseguridad de otros usuarios.

Y no es para menos porque estos mayores han vivido una escena surreal en este 2020 y han sido "los grandes perdedores de toda esta situacin" y eso es algo que Vanesa Castilla ha sentido de cerca debido a su puesto como enfermera de enlace del centro de salud de Ofra, en Santa Cruz de Tenerife.

La profesional sanitaria se present como voluntaria para administrar las vacunas por ese vnculo que tiene tras llevar muchos aos dedicndose a los mayores, si bien, en el primer momento pens: ay mi madre, a ver si la lo". Ahora considera que esto ha sido "un rayito de luz".

A esa esta pizca de esperanza que ha nacido este domingo en las residencias de mayores de Canarias se aferran Doria y Vanesa, pero tambin Araceli, Mnica, Consuelo, Bernadina, Begoa, Nicanor, Josefa, Francisco o Nieves.

La esperanza de los mayores y de las personas que les cuidan, personas que tachan en el calendario el tiempo que resta para sentarse a degustar un plato de "papitas arrugadas" con sus seres queridos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD