27-12-2020 / 16:40 h EFE

Mérida, 27 dic Cien usuarios de las residencias de mayores El Prado y Rosalba de Mérida han inaugurado este domingo la campaña de vacunación contra la covid en Extremadura, una puerta a la esperanza pero sin bajar la guardia porque aún quedan largos meses por delante y un proceso de inmunización que será "complejo".

Vicente Mirón, de 72 años y vecino de Ceclavín, y María Petra García, de 85 y natural de Zalamea de la Serena (Badajoz), ambos usuarios de la residencia Rosalba, han sido los primeros extremeños en recibir la vacuna en la región.

María y Vicente, que han visto cómo la pandemia devoraba ilusiones y vidas en sus entornos sociales, han hecho un llamamiento a vacunarse.

"Si unos sí y otros no, no vale para nada", ha dicho esta ilipiense a los medios de comunicación media hora después de recibir la vacuna. "Para derrotar a este enemigo es necesario el compromiso de todas y todos, especialmente entre los jóvenes", ha dicho Vicente.

Ambos han realizado estas declaraciones a la prensa después de estar 30 minutos en observación y supervisión facultativa tras recibir la vacuna, cuyo primer lote de inyecciones llegaba en torno a las 11 horas a esta residencia emeritense en un vehículo sanitario escoltado por la Policía Nacional.

"Los primeros usuarios tenían mucha esperanza en la vacuna, pues se trata de un colectivo que lo ha pasado muy mal", ha dicho la directora de Enfermería de Atención Primaria del Área de Salud de Mérida, Paula Salamanca.

"Esperamos que sea el comienzo del fin... estamos viendo la luz", ha afirmado la directora de esta residencia, Beatriz Sosa, para quien la gran mayoría de estas personas "tienen ganas de vacunarse para volver a la normalidad".

La campaña de vacunación contra el coronavirus ha empezado este 27 de diciembre en todas las comunidades autónomas con el primer fármaco aprobado en Europa hace tan solo unos días, el de Pfizer/BioNTech, del que España ha recibido una primera remesa de 9.750 dosis.

Las vacunas llegaron al almacén del hospital de Mérida a las 10.30 horas custodiadas por un dispositivo de la Policía Nacional y, tras su minucioso registro, el equipo de vacunación fue preparado los viales para su traslado a las residencias y ser administrados, según ha explicado la Junta de Extremadura en una nota.

En este adelanto del suministro se han recibido 55 viales -cada cinco dosis-, que se traducen en 275 vacunas, de las que 100 han sido las suministradas este domingo y el resto se administrarán mañana en estos dos mismos centros residenciales.

Los residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes forman parte de los cuatro grupos prioritarios -junto al personal sanitario y sociosanitario de primera línea, otro personal sanitario y sociosanitario, y grandes dependientes no institucionalizados- a los que se irán administrando gradualmente las primeras vacunas según vayan llegando.

Cominarty, como se llama la vacuna de Pfizer y BioNTech, necesita dos dosis, separadas por 21 días, para generar respuesta inmune y se va a inocular de forma simultánea y gratuita en todas las comunidades autónomas gracias a la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y el Ejército, que se han encargado de distribuir los tratamientos por todo el territorio nacional.

Tras este primer lote anticipado de casi 10.000 unidades que llegó ayer desde Bélgica a los almacenes que Pfizer tiene en Guadalajara, le seguirá mañana otra de 350.000. Este envío se repetirá todos los lunes de las próximas 12 semanas hasta llegar a las 4.591.275 vacunas compradas a este laboratorio, con las que se inmunizará a 2.295.638 ciudadanos.

Las dosis se repartirán de forma equitativa entre las comunidades en función de su población de riesgo, y se irá compensando de forma escalonada con las nuevas entregas de este fármaco, al que muy pronto se puede unir el de Moderna, que será evaluado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) el próximo 6 de enero.

"Es el principio del fin, pero quedan meses por delante que no van a ser sencillos", ha advertido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia en la que ha avisado de que el proceso de vacunación va a ser "complejo y durará unos meses"; su previsión es que en mayo o junio puedan estar inmunizados entre 15 y 20 millones de ciudadanos.

Mientras tanto, y aunque hoy es un "día de esperanza" que marca un "punto de inflexión" en la pandemia, el ministro ha insistido en la necesidad de no relajarse ni bajar la guardia sobre todo en estas fechas navideñas, ya que "los datos son preocupantes".

ada-ecg/ram/as/fap

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD