16-12-2020 / 18:21 h EFE

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a dos años y nueve meses de prisión al expresidente del Racing de Santander Ángel Lavín, rebajando así la que le impuso el Juzgado de lo penal número 1 de Santander, que le condeno a tres años y medio por su "fraudulenta gestión" del club mientras estuvo al frente del Racing.

La Sección Primera de la Audiencia ha estimado en parte el recurso de apelación interpuesto por Ángel "Harry' Lavín contra la sentencia que le condenó, el 25 de marzo de 2029, al entender que su comportamiento fue "desleal" ya que a pesar de estar el Racing en concurso de acreedores y "al borde de la desaparición", adoptó decisiones con "argucia" y el "único fin de gestionar el club, por él o también por terceros, de modo opaco".

La Audiencia de Cantabria, ha apreciado ahora la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas en el procedimiento que se inició en 2021 con una querella presentada por la Asociación de Exjugadores del Racing contra Lavín y su predecesor en el cargo, Francisco Pernía.

No obstante, mantiene los restantes pronunciamientos de la sentencia recurrida, que fijo una indemnización de 216.400 euros al Racing por los perjuicios que causó para obtener "un beneficio económico para sí o para terceros"

La sentencia estima que aunque la instrucción de la causa ha resultado "muy compleja y voluminosa" y que en ella "se investigaron muchos hechos", apuntan que el recurso de apelación interpuesto contra el auto de procedimiento abreviado lo resolvió la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria en agosto de 2018, "demora que no guarda proporción con la complejidad de la causa".

"La única paralización apreciable es el tiempo que tardó en resolver el recurso de apelación la Sección Tercera de esta Audiencia Provincial que justifica la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas como simple, rebajando la pena a dos años y nueve meses de prisión, en lugar de tres años y seis meses", señala la sentencia.

Los magistrados consideran que "han quedado acreditados los mecanismos y operaciones por los cuales el Real Racing Club resultó perjudicado económicamente debido a que el acusado, actuando en su condición de consejero delegado y presidente, se dio de alta en la Seguridad Social, se asignó y cobró un sueldo y celebró dos contratos en perjuicio de la sociedad que administraba, todo en ello en beneficio propio y con abuso de sus funciones, quebrantando el deber de lealtad, lucrándose y generando un perjuicio al club que administraba".

La titular del juzgado de lo Penal que condenó a Lavín, estimó que el expresidente del Racing incurrió en administración desleal con la firma del contrato que suscribió con una empresa (Blue Sistemas y Proyectos) que no tenía personal, ni trabajadores, ni sede social, ni capital, ni "demás elementos que se requieren para el funcionamiento normal" y que "desde el año 2009 en adelante en causa de disolución y sin actividad alguna".

También por el sueldo de 72.000 euros que se impuso Lavín como responsable del Racing de Santander entre 2012-2014, sin dar conocimiento de ello a los administradores concursales que se ocupaban de la gestión del club en ese momento. Y que Lavín, único presidente del Racing de Santander en su historia en percibir un salario, indicó que lo iba a donar a la fundación del club, algo que no hizo porque la entidad no se constituyó.

Por ese salario, se condenó a Lavín al pago de la cotización a la Seguridad Social que supuso al club ese sueldo que percibió, así como los intereses legales.

Otro de los hechos que la juez consideró que llevó a una administración desleal es el contrato de José Ignacio Urquijo como director técnico deportivo, que "bajo ninguna de sus cláusulas" era "favorecedor al club sino al señor Urquijo".

La juez apreció que la posición de los socios del Racing de Santander se vio "lesionada" por la gestión de Lavín del club, que fue "más que engañosa", porque añade que "desde el primer momento su predisposición fue efectuar tal gestión encubierta a través de una sociedad".

Se consideró que Lavín actuó con un "claro prevalecimiento y haciendo uso de un plan preconcebido para desviar activos patrimoniales del Real Racing Club de Santander, S.A.D., a través de mecanismos de comisión como suscripción de contratos con terceros, ocasionando obligaciones y perjuicios económicos a la entidad".

La Audiencia Provincial ha rechazado la "falta de imparcialidad" de la juez de la penal, que ha aducido la representación legal de Lavín para pedir la nulidad del juicio y que se celebrase uno nuevo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD