15-12-2020 / 18:21 h EFE

El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha anunciado este martes que la Dirección de Patrimonio y Memoria Histórica convocará en enero la redacción del proyecto de rehabilitación del cargadero de mineral de Dícido para que esté concluido a lo largo del próximo año y pueda ser licitado por el Ayuntamiento de Castro Urdiales.

El anuncio se produce tras conocerse que los ministerios de Transportes y de Cultura y Deporte han propuesto financiar, con cargo al 1,5 % Cultural, la rehabilitación de este monumento ubicado en la localidad de Mioño y declarado Bien de Interés Cultural en 1996.

Según indica el Gobierno cántabro en un comunicado de prensa, el vicepresidente ha visitado este martes Castro para valorar, junto con la alcaldesa, Susana Herrán, esta noticia, que "alumbra el camino a seguir" para recuperar el cargadero de Dícido y que, según ha dicho, es fruto del compromiso del Ejecutivo cántabro, del Gobierno de España y del Ayuntamiento con la protección del patrimonio histórico del municipio.

Zuloaga ha focalizado el protagonismo en la gestión de la propia alcaldesa, la "sensibilidad" del Gobierno de Pedro Sánchez y la implicación del Ejecutivo autonómico con Castro Urdiales, que recientemente "se ha vuelto a poner de manifiesto" con la adjudicación de las obras de reforma de la iglesia de Santa María de la Asunción.

Por su parte, Herrán ha agradecido expresamente el apoyo institucional y ha calificado como una "gran noticia" para el municipio y para la comunidad autónoma la inclusión del proyecto entre los seleccionados para obtener financiación del 1,5 % Cultural.

La alcaldesa ha destacado la "necesidad imperiosa" de restaurar el cargadero de Dícido y ha incidido en su trascendencia para la historia industrial y el patrimonio minero de Castro Urdiales y de Cantabria.

"Era una obligación trabajar por y para la conservación de este Bien de Interés Cultural", ha añadido.

La regidora ha subrayado el atractivo turístico y medioambiental de la zona y el carácter "singular y único" de esta estructura que es un "emblema" del pasado minero de Castro Urdiales, "el último ejemplo de cantilever en España".

Finalmente, y tras recordar los pasos dados hasta llegar al momento actual, ha hecho hincapié en la "apuesta y financiación sin precedentes" que este proyecto supone para el patrimonio cultural e histórico del municipio.

La rehabilitación del cargadero de Dícido contempla una inversión total de 1,5 millones, de los que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aportará el 75 %.

La otra propuesta cántabra que recibirá fondos del 1,5 % Cultural es la reforma de la fachada norte del Palacio de Sobrellano, que cuenta con un presupuesto cercano a los 200.000 euros, de los que la mitad serán financiados por el Estado.

Estas dos actuaciones concurrieron el pasado mes de enero a la última convocatoria de ayudas de esta iniciativa cultural destinada a financiar proyectos de recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico.

En total, la inversión prevista en Cantabria por las entidades y administraciones participantes, incluyendo las aportaciones del Estado, es de 1,7 millones de euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD