10-12-2020 / 14:11 h EFE

a Policía Nacional ha detenido en Algeciras a dos hombres y dos mujeres al desmantelar cuatro puntos de venta de diversos tipos de droga en el barrio de La Bajadilla.

En una nota, la Policía explica que a los cuatro detenidos en la denominada "operación Huesca" se les considera los presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.

Un operativo formado por unos 50 policías llevó a cabo los registros, en los que fueron intervenidas numerosas dosis de cocaína, heroína y marihuana, así como 3.800 euros en billetes fraccionados, útiles para la preparación de la droga, armas blancas, armas contundentes, una pistola simulada y distintos dispositivos electrónicos.

La investigación se inició meses atrás, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un "punto negro" de venta de heroína y cocaína base, sustancias altamente adictivas y con un grave perjuicio para la salud.

Los agentes comprobaron el "innumerable trasiego de toxicómanos" que se desplazaban hasta los distintos puntos de venta.

La investigación determinó que se trataba de un grupo organizado dedicado al tráfico de drogas, perfectamente estructurado y con unos roles bien delimitados y definidos.

Esta organización contaba con un jefe y dueño de los puntos de venta, quien los dirigía, supervisaba y en ocasiones se ponía al frente realizando las transacciones. Disponía de varios vendedores que regentaban los puntos de venta de estupefacientes y realizaban las transacciones.

La organización operaba también con una "guardería", la cual iba nutriendo de droga conforme a las necesidades de las ventas diarias y donde, además, la "cocinaban", adulterándola para hacerla más adictiva.

Además, disponían de "aguadores" y "machacas", personas que se encargan de avisar de la presencia policial al tiempo que captaban posibles compradores.

El "modus operandi" de este grupo delictivo, especializado en el menudeo, operaba con numerosas medidas de seguridad.

El domicilio principal rara vez abría sus puertas a los compradores, sino que disponían de un segundo domicilio contiguo donde se realizaban las transacciones.

El "machaca" recibía a los toxicómanos, les recogía el dinero y los hacía esperar en un segundo domicilio mientras se encargaba de recoger y transportar la dosis desde el domicilio principal.

Contaban con puertas acorazadas de hierro y reforzadas con vigas de obra en su interior, además de varias cerraduras de seguridad, creando así un verdadero búnker.

Ello no fue obstáculo para los agentes accediesen a la vivienda en escasos segundos, evitando así que los vendedores se deshicieran de la droga.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Algeciras, en funciones de guardia, autorizó los correspondientes mandamientos de entrada y registro en los distintos domicilios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD