04-12-2020 / 14:20 h EFE

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha pedido este viernes que el debate sobre la armonización fiscal y la financiación autonómica tenga en cuenta a Euskadi y Navarra, que cuentan con regímenes fiscales propios gracias al Concierto Económico y al Convenio foral.

Lambán cree que tanto el asunto de la armonización fiscal como el de la reforma de la financiación autonómica deben tratarse de manera simultánea y en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde están representados tanto el ministerio de Hacienda como los diferentes responsables autonómicos.

Asimismo, el presidente ha criticado ante los medios durante una visita a un monasterio zaragozano que, gracias al Concierto y al Convenio, País Vasco y Navarra ofrecen un Impuesto de Sociedades "inferior" al resto de territorios, lo que atrae a las empresas y "no parece demasiado razonable" para las comunidades autónomas vecinas.

El jefe del Ejecutivo aragonés ha afeado que la reforma de la financiación autonómica lleva un retraso de seis años y ha pedido al Gobierno central que tenga en cuenta la prestación de servicios y las características de cada región, sin favorecer a las comunidades más pobladas.

"Mantener una sanidad de la calidad de la sanidad aragonesa cuesta más dinero por habitante de lo que cuesta en Madrid o Valencia", ha reafirmado Lambán, quien ha indicado que Aragón es una región "con muchos municipios y poco poblados", lo que provoca que una plaza educativa o sanitaria llegue a costar "tres o cuatro veces más" que en una región más poblada.

Por ello, el dirigente socialista ha exigido al Ejecutivo de Pedro Sánchez que sea "firme en sus compromisos" y "avance en la dirección de buscar más igualdad" entre los territorios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD