01-12-2020 / 12:23 h EFE

La Coordinadora Estatal de SIDA (Cesida) ha advertido este martes de que la situación "inédita de estrés" en los sistemas autonómicos de salud a causa de la pandemia ha mermado la atención sanitaria a los enfermos de VIH y ha subrayado que "la covid pasará, pero el sida seguirá a la espera de una vacuna".

En rueda de prensa en el Día Mundial del Sida, el presidente de Cesida, Ramón Espacio, ha insistido en la importancia de la prevención y el diagnóstico de VIH, limitado durante la pandemia, y ha denunciado la "paralización" de estrategias preventivas como la píldora Pre-Exposición (PrEP), "que no acaba de arrancar" pese a que se incluyó hace un año en las prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud.

Espacio ha informado de que en comunidades como Canarias o Asturias esta píldora preventiva no está disponible "y donde lo está es en centros hospitalarios con la derivación obligada de un médico de Atención Primaria", lo que dificulta mucho el acceso a la población que lo necesita.

Ha recordado que en Barcelona hay una lista de espera de unas mil personas y en el centro Sandoval, en Madrid, de unas 400, pese a que la comunidad madrileña acumula el 25 por ciento de los diagnósticos anuales que se hacen en España.

"La atención a la pandemia no puede ir en detrimento de la salud sexual de España" ha insistido Espacio, quien ha advertido de que una merma en la atención de este colectivo puede tener un efecto en el aumento de la morbilidad de los afectados por sida.

Espacio ha informado de que durante el confinamiento se cerraron todos los recursos públicos y las ONGs que hacían pruebas de VIH y sólo quedaron algunas urgencias, y hoy el acceso a la atención primaria es muy complicado y las clínicas de ITS están totalmente saturadas.

A su juicio, "todo esto va a repercutir en el acceso al diagnóstico y se traducirá en un aumento de nuevas infecciones y nuevas ITS".

Espacio se ha referido a los últimos datos y ha recordado que el 47,6 por ciento de los diagnósticos de VIH que se hicieron en 2018 fueron tardíos, es decir, que se trata de personas que podrían tener la infección desde hace meses o años con el consiguiente riesgo que supone para la salud y la transmisión a terceros.

Un porcentaje, no obstante, que se ha cronificado desde hace una década y que es similar al de otros países europeos.

Espacio ha lamentado la inexistencia de una vacuna, pese a que hace ya 40 años que se diagnosticaron los primeros casos de sida, y ha augurado que no ve posibilidades ni a corto ni a medio plazo dada la alta mutabilidad del virus y la falta de investigaciones en este sentido.

El presidente de Cesida ha pedido apoyo para el colectivo VIH que suele estar entre la población más vulnerable y afectada, a la par, por la crisis económica.

Ha insistido en la falta, en muchos casos, de acceso a cualquier tipo de ayuda pública lo que está comprometiendo el acceso a recursos básicos como la alimentación y la vivienda.

También ha apelado a que se cumpla el pacto social por la no discriminación y la igualdad de trato asociada al VIH, aprobado hace dos años, por el que se acababa con la exclusión de las personas con sida al acceso a la función pública en lo referente a los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En definitiva, Espacio ha apelado a que la actual epidemia del Covid no suponga un retroceso en los logros conseguidos y ha pedido al Gobierno que redoble el esfuerzo para atender a los más vulnerables.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD