27-11-2020 / 16:31 h EFE

Las Fuerzas Armadas protagonizaron en La Rioja 730 actuaciones durante la Operación Balmis con motivo de la primera ola de la pandemia de la covid-19, lo que supuso que, en términos de intervenciones por cada 100.000 habitantes, haya sido la provincia más apoyada de España, con 22,47.

Esta es una de las conclusiones del informe final de la Operación Balmis, presentado este viernes en Madrid con la asistencia de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

La Rioja, por cantidad de intervenciones realizadas en la Operación Balmis, ocupó el quinto lugar por provincias de España, con 730 intervenciones; pero si se bareman esas operaciones por número de habitantes, sube a la primera posición, con 22,47 por 10.000 habitantes, mientras que la media nacional fue de 5,5.

El informe, en el caso de La Rioja, indica que el esfuerzo se centró en 619 desinfecciones, de las que 473 se efectuaron en residencias de ancianos, lo que supuso un 78,83 % del total.

Ello permitió cubrir la totalidad de las residencias de mayores de La Rioja, comunidad en la que se desinfectó el 56 % de los hospitales y el 10 % de los centros de salud.

Del resto de intervenciones, destacaron las desinfecciones realizadas en el centro penitenciario de Logroño y las dependencias de la Guardia Civil y la Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía; y las Fuerzas Armadas colaboraron con otras administraciones públicas en asesoramiento y formación de desinfección.

Los militares efectuaron 104 actividades de presencia y reconocimiento en 19 municipios riojanos, que suman un total de 50 si se suman donde realizaron otro tipo de labores.

En relación con la labor social, realizaron 47 intervenciones, entre las que destacó el apoyo a los centros para personas con discapacidad; centros de manores, centros de urgencias y 112, centros religiosos, albergues y la Cocina Económica de Logroño.

Las Fuerzas Armadas desplegaron y centraron sus actuaciones en las zonas de mayor población, donde además existe un mayor número de residencias de ancianos y, por tanto, de población más vulnerable a la covid-19.

El reducido número de capacidades militares en esta comunidad no ha supuso ningún impedimento para el desarrollo adecuado del cometido asignado a las Fuerzas Armadas, dado que desde el inicio de la Operación Balmis se desplegó con carácter permanente una unidad de la UME en La Rioja, adaptando su entidad a las necesidades existentes y a la evolución de la pandemia.

También refleja una adecuada adaptación del despliegue de unidades de las Fuerzas Armadas con carácter permanente en zonas donde las capacidades iniciales son reducidas o limitadas, lo que ha permitió un desarrollo adecuado de los apoyos solicitados por la Delegación del Gobierno en La Rioja.

El asesoramiento y la formación impartida por las Fuerzas Armadas permitió disminuir considerablemente el número de solicitudes de la Delegación del Gobierno en desinfecciones desde el 26 de abril, momento en el que se procedió al repliegue de la unidad desplegada en La Rioja.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD