20-11-2020 / 12:10 h EFE

Diputados de todos los partidos acusaron hoy a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) de querer empañar la labor de la Cámara Baja, sobrepasar los límites y entorpecer el proceso parlamentario al introducir intencionadamente a negacionistas en el edificio del Bundestag.

En un debate para abordar las consecuencias de los incidentes el pasado miércoles en el Bundestag, en los que invitados de AfD acosaron a diputados e increparon e insultaron al ministro de Economía, Peter Altmaier, los parlamentarios coincidieron en que se trató de una acción intencionada, preparada de antemano.

"Lo acontecido no ocurrió de repente, sino que AfD ha tocado fondo en lo que constituye su estrategia permanente en esta Casa", dijo el diputado cristianodemócrata Michael Grosse-Brömer, el primero en tomar la palabra.

El "objetivo permanente" de AfD es empañar el buen nombre de los diputados de los demás partidos y de la institución, agregó.

Acto seguido, el copresidente del grupo parlamentario de la formación ultraderechista, Alexander Gauland, se defendió de las acusaciones de incitar a los invitados de su partido a semejante comportamiento y las calificó de "infames".

Tachó de "incivilizado" el acoso a los diputados por parte de los invitados y pidió disculpas por ello.

Matizó que en ningún momento podían haber sabido lo que iba a ocurrir, pero reconoció que podrían haberlo evitado si hubieran vigilado mejor a estas personas.

Al mismo tiempo acusó de doble rasero a los medios y "a algunos colegas en esta Cámara" al censurar de diferente manera comportamientos inapropiados de activistas dependiendo de con qué partido simpaticen.

El diputado socialdemócrata, Dirk Wiese, calificó la justificación de Gauland de "hipócrita" y afirmó que los incidentes del miércoles no fueron "un caso aislado que ocurrió por casualidad", sino "una violación consciente e intencionada de los límites".

El liberal Marco Buschmann aseguró que el Parlamento no está dispuesto a permitir obstrucciones físicas de ese tipo "por muchas lágrimas de cocodrilo que derrame" Gauland.

La diputada de la izquierda Petra Pau calificó el acoso a los diputados de "indigno" y "antidemocrático", mientras que la parlamentaria verde Britta Hasselmann habló de "grave incidente" al asegurar que con el acoso a los diputados "se ha roto un tabú en esta Cámara".

PRESIDENTE DEL BUNDESTAG ESTUDIA MEDIDAS LEGALES

En tanto, el presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble, comunicó a todos lo diputados en una carta remitida el jueves que está estudiando medidas legales contra los invitados que protagonizaron los incidentes del miércoles, así como contra las personas que los introdujeron en el edificio institucional.

Aseguró que los incidentes "han despertado diversos temores" dentro de la Cámara Baja y "pueden generar una atmósfera que se contrapone al debate libre y abierto".

En las imágenes que circulan en redes sociales y medios se puede ver cómo una mujer filma con su teléfono móvil al titular de Economía cuando este se dispone a tomar el ascensor y le acusa de hablar de conciencia, pero carecer de ella.

"Yo represento a mis votantes y mis votantes quieren que hoy vote a favor", responde el ministro a la mujer al referirse al pleno que se celebraba el miércoles para aprobar la reforma de la ley de Protección contra Infecciones, para dotar de fundamento legal a las actuales restricciones por la pandemia.

Cuando Altmaier entra en el ascensor y se cierra la puerta, la mujer todavía insulta al ministro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD