17-11-2020 / 13:31 h EFE

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja, Jaime García-Calzada, ha afirmado este martes que una de las medidas “más urgentes” a tomar una vez concluya la crisis de la covid-19, cuando haya una vacuna o un tratamiento eficaz, es la reducción del pago de impuestos.

García-Calzada ha realizado estas declaraciones en una rueda informativa, en la que ha valorado los resultados de la Encuesta de Coyuntura Empresarial de La Rioja para el tercer trimestre de 2020, cuyos datos “no pueden ser peores, aunque todo es susceptible de empeorar”.

Esta encuesta dibuja “una situación de extrema gravedad y un panorama muy complicado para los próximos meses”, por lo que “no hay otra opción” que ayudar al tejido empresarial riojano.

Ha señalado que, cuando finalice la crisis de la covid-19, hay que poner en marcha ayudas directas y subvenciones, de las que las primeras son "importantes, en especial, para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos”, que son los que configuran la mayoría del tejido empresarial de La Rioja.

El presidente de la Cámara ha señalado como principal amenaza para la economía riojana, según esta encuesta, la incertidumbre, ya que “las empresas necesitan certidumbre, veracidad, saber lo que va a ocurrir y, por supuesto, esta situación está llena de incertidumbre”.

Ha incidido en que el sector más perjudicado por esta crisis pandémica es el turismo, lo que “pone en peligro la continuidad de empresas y del empleo, que puede abocar, en los próximos meses, a multitud de cierres de empresas y a la desaparición de puestos de trabajo de manera alarmante si no se ponen en funcionamiento una serie de medidas”.

“Es muchísimo más barato ayudar económicamente a las empresas que dejar que cierren”, ha remarcado García-Calzada, quien ha añadido que, en el caso de que se produjera el cierre, habría que atender ese desempleo, que sería, “en muchos casos, de larga duración”.

Esta encuesta, ha proseguido, ha contado con un panel sobre el impacto de la covid-19, que refleja que un 81 % de los empresarios hace una valoración negativa de la evolución de la economía española en el plazo de un año y solo un 8,8 % considera que esta mejorará en dicho periodo.

Ha indicado que, seguida de la incertidumbre generada por la covid-19 para un 93,2 %, la incertidumbre política es una de las principales amenazas en la economía española, según el 67,2 % de los encuestados; y le siguen el debilitamiento global de la economía para el 58,8 %; la debilidad de la demanda para el 45,9 %; y el desequilibrio de las cuentas públicas para el 30,4 %.

El 44,6 % de los encuestados, ha remarcado, considera que no tiene cubiertas las necesidades de financiación de forma estable y sostenible, junto a un 72 % que refiere que la crisis tiene un impacto financiero negativo para su empresa, ha precisado.

Ha puntualizado que el 54,1 % ha recurrido a créditos, préstamos o financiación externa y, de este porcentaje, un 44, 7 % cree que tendrá dificultades para hacer frente a los mismos.

Respecto a qué tipo de medidas son más efectivas para su empresa, el 75,4 % ha asegurado que es reducir los costes relacionados con la Seguridad Social de las empresas; el 64 %, reducir y posponer pagos de impuestos; el 58,8 %, ayudas directas; el 46,7 %, subvenciones; y el 36,3 %, la continuidad de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), ha descrito.

García-Calzada ha apuntado que la balanza comercial de La Rioja para el periodo comprendido entre los pasados enero y agosto refleja unas exportaciones de 1.122 millones de euros, un 11,18 % menos respecto al mismo periodo del año anterior; y una importaciones de 840 millones, un 12,59 % menos que en los ocho primeros meses de 2019.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD