12-11-2020 / 14:41 h EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha urgido al Gobierno central a que "sin más dilación" amplíe la moratoria de suspensión de los desahucios por razón de vulnerabilidad, que "en medio de una crisis" como la actual, "es un tema de derechos básicos más allá de posicionamientos políticos".

Colau ha comparecido este jueves con entidades del mundo sanitario y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) en una rueda de prensa en la que han alertado de que los desahucios agravan "aún más los efectos de la pandemia" y han pedido que se paren les ejecuciones.

La alcaldesa ha trasladado "todo el apoyo del ayuntamiento" a la ASPB, que ha enviado una carta a Pedro Sánchez en la que señala que desde el pasado 14 de septiembre están viendo "muy preocupados" cómo se vuelven a producir desahucios "con imágenes muy duras de intervenciones policiales que dejan en la calle a familias en situación de vulnerabilidad sin alternativa residencial, en muchos casos con menores".

Colau se ha comprometido a "hacer llegar la carta a los ministerios correspondientes", ha resaltado el "amplísimo apoyo social" de la iniciativa y ha pedido que el resto de administraciones "se sumen a la petición que hacen quienes están en primera linea de la salud pública".

"En una crisis como la que estamos viviendo no puede ser que se destinen recursos públicos al desahucio de familias", ha denunciado Colau, para quien "se están vulnerando derechos fundamentales" y "se está complicando la salida de la pandemia, cuando hay alternativas".

Ha reflexionado que desde el ayuntamiento no tienen competencia en esta materia, pero ha señalado que gracias a la actuación de su unidad antideshaucio "se consigue parar casi el 90 % de ellos, gracias a las entidades vecinales".

No obstante, Colau ha lamentado "tener que llegar a una situación límite de parar un desahucio con el consecuente impacto en familias y niños".

Por su parte, la directora de la ASPB, Carme Borrell, ha señalado que "la vivienda influye en la salud" y que los desahucios y la inseguridad residencial "acaban afectando de una manera muy fuerte en la salud física y mental de las personas".

La decana del Colegio Oficial de Trabajo Social, Conchita Peña, ha defendido la labor de la entidad para que la falta vivienda se considere un problema de salud y desde la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria, María Concepción López ha afirmado que "si no existe vivienda, una buena salud física y mental son casi imposibles".

Desde el punto de vista de la psicología, la vocal del Colegio de Psicología de Cataluña Dolors Liria ha resaltado el "impacto emocional tan elevado" de un desahucio, que "puede repercutir en la salud de las personas" y ha indicado que "la clave está en la prevención y en la mediación para no llegar a medidas traumáticas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD