12-11-2020 / 14:32 h EFE

Òmnium ha alegado en el juicio celebrado este jueves que el vídeo en el que usó la voz de un guardia civil se hizo con "fines informativos" para denunciar el "falso relato" contra el procés, si bien el agente de este cuerpo armado considera por contra que "se ha mercadeado" con su persona.

En el juzgado de primera instancia número 57 de Barcelona ha quedado hoy visto para sentencia el juicio por la demanda presentada por un sargento de la Guardia Civil contra la entidad independentista, a la que reclama 10.000 euros de indemnización, por vulnerar su derecho a la imagen al utilizar su voz sin autorización en un vídeo de Òmnium realizado y emitido durante el juicio del procés en el Tribunal Supremo.

En las conclusiones finales, el ministerio fiscal se ha sumado a las tesis del demandante de que la finalidad del vídeo era publicitaria para la "captación" de nuevos socios, y ha avalado así la solicitud de indemnización.

La entidad soberanista usó la declaración de este agente durante el juicio del procés, en concreto la parte en la que describió cómo era su bandera: "Una bandera así, un trozo de tela cuadrada, que pone Òmnium, de color verde, llevaba alguna raya, con un palo...", explicó durante la sesión en el Supremo.

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, que ha declarado por videoconferencia desde la prisión de Lledoners en calidad de representante legal de la entidad, ha señalado que no intervino en la elaboración de este vídeo, puesto que en esos momentos estaba siendo juzgado por el Supremo y porque se hallaba en prisión preventiva.

No obstante, ha asegurado que este vídeo no tenía una finalidad publicitaria, ya que Òmnium no es una entidad con ánimo de lucro.

En su declaración ante la juez, Cuixart ha cargado contra el agente de la Guardia Civil por decir que lo que vio era una bandera de Òmnium y, después, fuera "incapaz de describirla con concreción".

"O hay mala fe, o falso testimonio o incompetencia", ha subrayado el líder de la entidad soberanista.

Durante la vista también han comparecido, en calidad de testigos de Òmnium, tres trabajadores de la entidad -el director de campaña, el de comunicación y una técnica de este último departamento- quienes han negado que el citado vídeo tuviese un fin publicitario o promocional que buscase la captación de nuevos socios, como sostiene el demandante, ya que la grabación finaliza con el lema 'hazte socio'.

Han afirmado que este formaba parte de una campaña amplia para denunciar la "falta de democracia del Estado" y la "vulneración de derechos" y para "movilizar e implicar" a la sociedad catalana.

Han admitido que no pidieron autorización a este sargento de la Guardia Civil para utilizar su voz, pero han esgrimido que tampoco lo hicieron con otras personas de notoriedad pública, como políticos que aparecen en otros vídeos elaborados durante el juicio de a los líderes del procés, quienes no han interpuesto ninguna demanda.

La técnica del departamento de comunicación de Òmnium, Ainoa Sorrosal, ha agregado que eligieron esta declaración del sargento porque evidenciaba "una práctica habitual", la de utilizar testigos por parte de la acusación que "no se ajustan a la verdad" y que provocaron en la entidad independentista "incredulidad" e "indignación".

Por su parte, el sargento de la Guardia Civil se ha definido en el juicio como un "gran defensor" de la libertad de expresión y ha defendido su demanda contra Ómnium por el eslogan final del vídeo, en el que se hace un llamamiento a hacerse socio de la entidad, con fines a su juicio publicitarios.

"Se mercadeaba con mi voz, y eso no lo quería permitir. Y no porque fuera Òmnium, lo hubiera hecho también con Cruz Roja o con Ciudadanos", ha dicho.

Ha argumentado que reclama 10.000 euros a la entidad en concepto de daños morales porque, ha explicado, este vídeo ha afectado a su hija adolescente, así como a su profesión en la que realiza servicios encubiertos, pero que ahora ya no hace por "seguridad", puesto que puede ser reconocido.

En las conclusiones finales, su defensa ha alegado que lo que se enjuicia no es la divulgación de la declaración del agente de este cuerpo armado, que fue autorizada por el Supremo con una finalidad "informativa", sino su "utilización con fines exclusivamente publicitarios" para conseguir "nuevos afiliados", lo que afecta a un derecho fundamental como es el de la imagen.

La Fiscal también ha sostenido en sus conclusiones finales que el vídeo no era "neutral" y que tenía un "carácter publicitario" para la "captación" de nuevos afiliados, por lo que ha estimado la petición del demandante de una indemnización de 10.000 euros.

En cambio, el abogado de Òmnium, Benet Salellas, ha defendido en su alegato final que la "mera mención a participar en la actividad de una entidad no es publicidad" y que en el vídeo "no se vende lo que es Òmnium o productos" sino que se informa sobre el juicio del procés.

"Lo que se pide es un acto de censura que no merece cobertura jurídica", ha agregado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD