11-11-2020 / 18:49 h EFE

El dron Targus, una versión no tripulada del avión de reconocimiento y vigilancia marítima del mismo nombre, ha iniciado pruebas de vuelo en la base lucense de Rozas con un piloto a bordo para las maniobras de despegue y aterrizaje, informa Indra, la empresa que desarrolla el proyecto.

En junio y julio, el Targus ya efectuó una primera serie de pruebas en las que "se demostró su capacidad para ser pilotado en remoto desde tierra y volar de forma autónoma, siguiendo una serie de puntos predefinidos", subraya Indra en un comunicado.

Añade que el dron, de 1,25 toneladas de peso y 11 metros de envergadura, estñ equipado con un "sofisticado radar" y varias "cámaras electroópticas e infrarrojas giro-estabilizada que recogen y envían datos a la estación de control en tiempo real".

Indra indica que el Targus, que define como "una aeronave opcionalmente pilotada", realiza todas las pruebas de esta campaña "con un piloto a bordo que se encarga de llevar a cabo la maniobra de despegue y aterrizaje y de ceder a la estación de control en tierra el mando de la aeronave una vez en el aire".

El avión, desarrollado en colaboración con la Xunta, permitirá "cumplir misiones de búsqueda y rescate, apoyar la extinción de incendios, protección medioambiental y del territorio y control de usos del suelo", apunta la nota.

Las pruebas de la aeronave se llevan a cabo con varios meses de retraso sobre la planificación prevista, después de que en marzo de 2016 el entonces director general de defensa y seguridad de Indra, José Manuel Pujazón Arza, anunciase la intención de montar una planta de ensamblaje del dron en el aeródromo de Rozas "si se consiguen vender doce unidades".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD