11-11-2020 / 12:41 h EFE

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la vulnerabilidad de las mujeres en el este de Ucrania ante la violencia doméstica debido a la inacción de las autoridades locales, situación agravada por el conflicto armado entre Kiev y los separatistas prorrusos que afecta a la región desde 2014.

"Es terrible y triste que las mujeres que ya sufrieron las consecuencias de las acciones bélicas en el Donbás sean objeto de violencia en sus casas y no cuenten con el apoyo de las autoridades, que tienen la obligación de protegerlas de la violencia sexual y doméstica", declaró la directora de AI Ucrania, Oxana Pokalchuk, citada en un comunicado de la ONG.

Según Pokalchuk, las mujeres que viven en esas regiones "no se sienten seguras ni en la calle ni en casa".

El informe "No es un asunto privado" fue presentado por Amnistía Internacional tras seis visitas a las regiones del este de Ucrania controladas por Kiev.

AI no tuvo acceso a los territorios ucranianos controlados por los separatistas prorrusos, por lo cual la ONG se abstuvo de valorar la situación en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

La ONG constató durante sus visitas, efectuadas entre enero y noviembre de 2019, múltiples deficiencias del sistema de protección ante la violencia sexual y doméstica.

"La situación se agrava debido a la crisis económica, el acceso a armas y los traumas psicológicos causados por el continuado conflicto armado entre el Gobierno de Ucrania y los separatistas apoyados por Rusia", señaló la ONG.

La ONG indicó que en 2018 la cantidad de casos en los territorios controlados por Kiev en la región de Donetsk "se incrementó en un 76 % y en Lugansk, en un 158 % en comparación con los valores promedio de los tres años anteriores", lo cual muestra que "las iniciativas del Gobierno son insuficientes para luchar de un modo efectivo contra la violencia doméstica".

AI constató aunque que Kiev ha aprobado nuevas leyes contra la violencia que se corresponden "en general" a las normas internacionales y la legislación sobre derechos humanos, en la práctica no se aplican adecuadamente.

Debido a la inacción de la policía se genera un nivel de impunidad que hace que las mujeres se nieguen a menudo a denunciar la violencia en su contra.

En particular esta situación se torna más grave en las zonas más cercanas a la línea de contacto entre Ucrania y las zonas ocupadas por los separatistas, con muchos casos protagonizados por militares.

AI documentó entre 2017 y 2018 ocho casos de violencia contra mujeres y niñas cometidos por militares: dos violaciones, un intento de violación y cinco casos de acoso sexual.

"Las autoridades ucranianas debe llevar a cabo reformas legales rápidas y abarcadoras que puedan defender a las víctimas de la violencia sexual y doméstica. Estas reformas solo serán exitosas si se preparan en cooperación con organizaciones femeninas y están orientadas a las necesidades de las víctimas", señaló Pokalchuk.

Según la responsable de AI Ucrania, "es tiempo de emprender un mayor esfuerzo", y llamó a las autoridades a ratificar la Convención de Estambul del Consejo de Europa para la protección de las mujeres de la violencia doméstica, documento firmado por Kiev en 2011, pero no ratificado hasta el momento.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD