08-11-2020 / 12:39 h EFE

Familiares de ancianos ingresados en residencias geriátricas han alertado a la Generalitat de que empieza a repetirse lo que ocurrió en marzo pasado, con múltiples contagios y fallecimientos, y que la segunda ola ha entrado plenamente en estos centros para mayores.

La portavoz de la Coordinadora 5+1, de familiares de personas mayores que viven en residencias de titularidad pública, María José Carcelén, ha considerado, en declaraciones a EFE, que los datos son tozudos y advierten de que la COVID-19 se está adueñando, otra vez, de muchas residencias.

Un total de 152 residencias de ancianos, que suponen el 14,5 % de las 1.047 que hay en Cataluña, están en una situación grave de coronavirus, un centenar más que hace 15 días, con personas infectadas y clasificadas con el color 'rojo', según datos del Departamento de Salud recabados por EFE esta semana.

Otros 123 geriátricos -65 más que hace 15 días-, un 11,7 % del total, tienen contagiados, pero son casos controlados y están en fase de estabilización, mientras que la gran mayoría, 772, es decir, un 73,7 % de todas las residencias, están libres del virus.

Carcelén explicará mañana lunes en el Parlament de Cataluña su versión de qué pasó dentro de estos centros durante la primera ola de la COVID-19, entre los meses de marzo y abril, principalmente.

Desde que se inició la pandemia, han fallecido en Cataluña 4.240 ancianos que vivían en residencias, lo que supone más del 70 % del total de muertos en Cataluña por el coronavirus, según datos de Salud.

Sólo la Comunidad de Madrid supera a Cataluña en número de decesos de personas mayores, con 6.038 muertes.

La portavoz de la Coordinadora 5+1 ha sido invitada por la Comisión de Investigación sobre la Gestión de las Residencias para personas mayores, cuya constitución fue aprobada por el pleno del Parlament por unanimidad en mayo pasado.

Carcelén ha apuntado que lo que pasó en primavera, con numerosos contagiosos y fallecimientos en las residencias de ancianos, "parece comenzar de nuevo" con el repunte de casos de estas últimas semanas en Cataluña.

Sólo en la residencia Les Vinyes, de Falset (Tarragona), han fallecido unos cuarenta ancianos por un brote de coronavirus detectado en septiembre, mientras otros 52 residentes han superado la enfermedad y quedan 18 positivos más pendientes de una nueva prueba serológica.

"Detectamos problemas en algunas residencias a la hora de aislar correctamente a los enfermos de COVID de las personas sanas, y también que se traslada de plantas a los auxiliares", con el peligro que conlleva de contagio, ha denunciado.

Esta familiar de una persona ingresada en una residencia de titularidad pública también dará a conocer a los diputados de la comisión de investigación los motivos de la denuncia de la Coordinadora ante la Fiscalía por las más de 4.200 muertes en los geriátricos catalanes.

La denuncia se interpuesto en mayo pasado para que la fiscalía investigue lo que ha sucedido en las residencias porque, ha afirmado, "los familiares no tenemos acceso a la información desde que se nos cerraron las puertas de las mismas y desconocemos datos que son básicos para determinar si se ha discriminado a las personas mayores por razón de su edad".

Los familiares quieren saber "si se ha vulnerado el derecho a la vida y a la asistencia sanitaria en condiciones de igualdad respecto de la atención que han recibido otros ciudadanos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD