03-11-2020 / 20:20 h EFE

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria de suspender cautelarmente la modificación del calendario escolar, que en la práctica supone la vuelta a la semana no lectiva del 2 al 6 de noviembre, ha acrecentado las críticas a la consejera de Educación, Marina Lombó.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha decidido suspender cautelarmente la resolución de la Consejería de Educación que modificó el calendario escolar para declarar lectiva esta semana al entender que esa decisión no se ha justificado de forma suficiente.

Esta decisión se ha producido y se ha comunicado esta tarde, de modo que la Consejería de Educación ha estado estudiando y analizando el auto judicial, contra el que cabe recurso de reposición, y al final ha concluido que los días 4, 5 y 6 de noviembre serán no lectivos.

El Ejecutivo regional decidió la pasada semana recuperar la actividad en los centros en los días del 2 al 6 de noviembre, que estaban marcados como no lectivos en el calendario escolar, para tratar así de reducir la movilidad que pudiera producirse en la comunidad autónoma y minimizar un posible aumento de contagios de covid.

Esta decisión provocó el rechazo del sector educativo y especialmente de la Junta de Personal Docente y los sindicatos, que han impulsado movilizaciones, han convocado una huelga de profesores los días 11 y 18 de noviembre, y están pidiendo la dimisión de la consejera de Educación, Marina Lombó.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC considera que la Administración no ha aportado una justificación suficiente de esa medida de suspender los días no lectivos para que los alumnos acudan a los centros y que no se ha acreditado el interés general de salud pública.

El tribunal ha adoptado esta decisión por unanimidad una vez que ha conocido las alegaciones de la Administración educativa y del Ministerio Fiscal, partes a las que se emplazó ayer para que informaran sobre la medida cautelar.

De este modo, el tribunal estima la medida cautelar solicitada por el sindicato Comisiones Obreras en el recurso contencioso administrativo que planteó contra la resolución del Gobierno de Cantabria.

CRÍTICAS Y PETICIONES DE DIMISIÓN DE LA CONSEJERA

Tras conocer la resolución de la Sala de lo Contencioso Administrativo sobre su recurso, CCOO ha señalado al Gobierno de Cantabria como responsable de lo sucedido y ha considerado que "alguien tiene que pedir perdón y asumir responsabilidades políticas".

A juicio de CCOO, "se han hecho muchos daños", tanto a la imagen de la escuela, como a la dignidad de los docentes, los alumnos, a las familias a y los servicios complementarios (comedor, transporte, etc). El líder regional del sindicato, Carlos Sánchez, ha animado a recurrir a quien se haya visto perjudicado.

Mientras, la presidenta de la Junta de Personal Docente, Belén González, ha considerado que la consejera debe presentar su dimisión una vez que "se ha demostrado" que la decisión de suspender la semana de descanso no estaba justificada, sino que ha sido una "metedura de pata".

González, del sindicato Stec, ha considerado que "una vez más" la actitud de Lombó ha sido de "imposición absoluta" para que prevalezca su postura "sin ningún tipo de diálogo".

Y, en cuanto a cómo se puede resolver la situación una vez que ya han sido lectivos dos días que debían ser de descanso, la presidenta de la Junta de Personal Docente ha opinado que "eso es algo que habrá que negociar, con un nuevo consejero".

Otro de los sindicatos de la Junta de Personal Docente, Anpe ha destacado que la modificación del calendario escolar ha sido "una más de las chapuzas" de la Consejería, que no estaba justificada "ni en la forma ni en el fondo".

Pero las críticas a Lombó no solo han llegado del ámbito educativo, ya que partidos políticos como Vox han denunciado la "incertidumbre generada" en la comunidad educativa y en las familias por "la decisión arbitraria y sin justificación de modificar el calendario educativo de forma precipitada".

Por su parte, IU y Podemos, que no tienen representación en el Parlamento, se han sumado a esas peticiones de dimisión de la consejera en sendos comunicados de prensa.

La coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, ha afirmado que la dimisión de la consejera "no es una petición, sino una necesidad para que la comunidad educativa no siga sufriendo el autoritarismo y el caos que ha generado".

A su juicio, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que es de su mismo partido, el PRC, debería decidir "si la cesa o si se hace él responsable de la situación, cuestión que le incapacita para seguir al frente de la comunidad".

Podemos, por su parte, ha pedido la dimisión de Marina Lombó "y que su cartera pase de nuevo a manos del PSOE, viendo el caos en el que se ha visto sumida con la gestión regionalista".

Para esta formación, los últimos acontecimientos "son la gota que colma el vaso" de una gestión que a su entendr "está siendo desastrosa".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD