03-11-2020 / 18:42 h EFE

La industria de la automoción se prepara para una década que asume que, especialmente en las ciudades, estará marcada por una "nueva movilidad" cada vez más eléctrica, con mayor peso en el uso del vehículo compartido y que combinará cada vez más medios de transporte.

Así se ha puesto de manifiesto en el 35 Encuentro de Automoción del IESE, un evento de referencia para el sector que se ha transformado este año en IESE Mobility para responder al cambio que está experimentando la industria.

Lucas Casasnovas, director general de SEAT MÓ, la marca de Seat creada para impulsar la movilidad urbana, ha opinado que la industria de la automoción tiene "futuro, mucho futuro", pese a la coyuntura actual.

Y es que, aunque la tendencia al coche compartido vaya a más en los próximos años, el ratio de uso de los coches "será mucho mayor", por lo que hará falta renovar los vehículos antes, y por ello "seguirá habiendo demanda de coches", ha apuntado el directivo de Seat.

En relación al futuro de la automoción, Casasnovas ha dicho que de cara a 2030 imagina que, especialmente en las ciudades, se acelerará sustancialmente la adopción del coche eléctrico, habrá vehículos cada vez de menor tamaño, y seguirán proliferando patinetes y motos eléctricas.

Asimismo, augura un futuro con mucho menos ruido en las calles, porque "la pandemia ha descubierto que las ciudades pueden ser silenciosas", ha recordado el directivo, que vaticina también cambios en los modelos de reparto de mercancías y en los medios de transporte públicos, como el autobús, que cree que será cada vez más pequeño y con "movilidad a demanda", en lugar de con paradas fijas.

En cuanto a los jóvenes, Casasnovas ha explicado que ya hace algunos años Seat se dio cuenta de que había caído sustancialmente el porcentaje de ellos que se sacaba el carné de conducir, y por ello pensó en desarrollar soluciones de micromovilidad adaptadas a sus presupuestos y a sus necesidades.

De ahí que Seat MÓ -que es "una avanzadilla de lo que podría ser Seat en el futuro", ha opinado el directivo-, ya disponga de varios modelos de patinetes eléctricos, de un servicio de moto compartida y que vaya a lanzar en noviembre al mercado una moto eléctrica.

"Queremos demostrar que la nueva movilidad es posible y que desde la industria de la automoción no siempre hay que estar haciendo lo mismo", ha dicho Casasnovas.

Por su parte, Stefan Glebke, directivo de la empresa de vehículos compartidos Share Now, una compañía conjunta de Daimler y BMW, ha opinado que el vehículo eléctrico puede estar en 2024 o en 2025 "al mismo precio" que uno de combustión, y que también en esta década la tendencia al vehículo compartido puede aumentar.

No obstante, ha explicado que las empresas de este sector están abocadas a "procesos de concentración", porque por ahora el negocio "no es demasiado rentable" y necesitarán optimizar costes.

En cuanto al futuro, el directivo alemán ha opinado que cuando llegue el vehículo autónomo "las cosas pueden cambiar", y se ha preguntado quién querrá un coche propio si un vehículo te puede llevar a todas partes.

En cuanto a la pandemia, ha asegurado que supone "una oportunidad" para el sector del coche compartido, y que de hecho apreciaron una recuperación "enorme" del servicio al acabarse el confinamiento total.

De hecho, ha explicado que algunas grandes corporaciones se han dirigido a Share Now para consultarles cómo pueden lograr que la flota de vehículos de su empresa pueda compartirse y tener así un uso más eficiente.

Asimismo, el directivo ha avanzado que, tras su experiencia en Madrid, donde tiene 650 coches, el grupo se plantea implantarse también en Barcelona.

Otra conclusión de la jornada es que el desarrollo del coche eléctrico y de la movilidad compartida requerirá también de un impulso de las administraciones, a las que Glebke pide normativas nacionales comunes y que desarrollen infraestructuras de recarga para el vehículo eléctrico.

De hecho, ha asegurado que la industria del vehículo compartido puede ayudar a los consistorios en esta tarea, ya que a partir de los datos de movilidad de sus usuarios conocen en qué lugares es más útil situar puntos de recarga.

Durante las jornadas, conducidas por el presidente de IESE Mobility, Marc Sachon, ha intervenido también el socio del Deloitte España Vicente Segura, que ha explicado que cada vez más los usuarios quieren disponer de mayores opciones de movilidad para trasladarse de un punto a otro sin disponer de vehículo propio.

El nuevo concepto de movilidad va a acelerar la transversalidad y la forma en la que se relaciona la automoción con otros sectores como la energía, el transporte, las infraestructuras, o los medios de pago, han coincidido en apuntar los ponentes del encuentro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD