28-10-2020 / 10:01 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por el trabajador de un tanatorio que fue denunciado por una compañera, que aseguró que la había grabado en el baño del mismo, porque mientras se tramitaba el mismo el juzgado de instrucción que lo investigaba archivó las diligencias por falta de pruebas.

El auto de la Audiencia, al que ha tenido acceso Efe, señala que el juzgado, por una resolución de mayo de 2019, autorizó el volcado de su teléfono móvil para comprobar si en el mismo se contenían imágenes sobre los presuntos hechos denunciados.

En su denuncia, la compañera de trabajo del investigado afirmó que los hechos ocurrieron en febrero de 2019, cuando estaba en el baño y observó que había un móvil colocado debajo de la mampara enfocado hacia la ducha y que pensó que la estaba grabando.

Y añadió que en ese momento se encontraba en el centro de trabajo su compañero, por lo que procedió a denunciarlo como supuesto autor de los hechos.

En su recurso, el afectado alegó que el volcado del teléfono debía limitarse al día concreto de los presuntos hechos, ya que extenderlos a otros momentos sería desproporcionado y no tendría justificación alguna.

Ahora, la Audiencia dice que no procede estudiar el recurso, ya que mientras se tramitaba el mismo el juzgado de instrucción, en diciembre pasado, acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones al no contener el teléfono móvil información alguna que relacionara al denunciado con los hechos denunciados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD