22-10-2020 / 11:00 h EFE

Dos profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Rovira i Virgili (URV) han ideado un juego de construcción de cúpulas, llamado Emod, para trabajar competencias como la geometría, el diseño o la historia, y habilidades como la psicomotricidad fina y la creatividad, a partir de patrones de Leonardo da Vinci, informa la URV.

Albert Samper y Josuè Andreu, profesores del ETSA, definen el Emod como "un juego que permite construir diferentes cúpulas a partir de varios patrones geométricos ideados por Leonardo da Vinci hace aproximadamente 500 años".

Pero, a diferencia de lo que se podía encontrar en el mercado hasta ahora, la creación de los investigadores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la URV es más manejable y fácil de utilizar en cualquier lugar, porque han reducido la medida y el peso, y más accesible, porque han reducido el coste.

El juego contiene 70 piezas de madera de un solo tipo que, a partir del apoyo mutuo entre ellas, sin ningún elemento de unión, permiten elaborar una gran variedad de cúpulas y puentes de un metro cuadrado que se mantienen estables por su propio peso.

"Son estructuras que en arquitectura se conocen como marco recíproco, y las primeras aparecen en el Codex Atlanticus, doce tratados de Leonardo da Vinci sobre matemáticas, botánica, instrumentos musicales o armamento, entre otros materias", explican Samper y Andreu.

Las construcciones de Emod (dome es cúpula en inglés, leído al revés) ocupan un metro cuadrado de superficie y las pueden ensamblar una o más personas.

Según sus creadores, se puede empezar a jugar de forma autónoma a partir de los 5 años, pero no hay límite de edad, y de hecho algunas de las habilidades que permite posar en juego esta propuesta pedagógica incluso la hace indicada para personas mayores.

Así, no solo se pueden trabajar áreas de conocimiento como la historia, la arquitectura, la geometría, el diseño y la tecnología, sino también aspectos como la psicomotricidad fina, el ingenio y la creatividad.

“Que pueda llegar a todas las casas, escuelas, institutos e incluso centros de gente mayor” es el deseo y objetivo de Albert Samper y Josuè Andreu.

La idea, de hecho, se la dieron los participantes en el taller de construcción de cúpulas de Leonardo que Samper llevaba en acontecimientos como la Noche de la Investigación y en escuelas, institutos y charlas para gente mayor sobre arquitectura.

“Al acabar, la gente siempre nos preguntaba si las piezas se vendían”, comenta, y por eso decidieron adaptar el que ya existía a un formato más reducido, que lo hiciera del todo accesible para todo el mundo.

Así, por un lado, la medida de las piezas hace el juego apto para jugar sobre una mesa o en el suelo de casa, pero se pueden construir cúpulas de mayor magnitud utilizando más de una caja de la Emod.

Por otra parte, las piezas se producen en la misma Escuela de Arquitectura de la URV a partir de madera compactada y reciclada y con una máquina láser, de forma que el precio del juego está ajustado al máximo y está a la venta por menos de 30 euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD