16-10-2020 / 18:02 h EFE

El Juzgado de Instrucción 2 de Girona ha citado a declarar a diez bomberos investigados porque, presuntamente, estaban de guardia el día siguiente del 1-O y acudieron a la plaza del Vi, donde unas 4.000 personas se manifestaban en contra la violencia policial del día anterior.

Según fuentes cercanas al caso, el juzgado contactó con la dirección de los Bomberos para que identificaran a los efectivos del turno que estaba de guardia el 2-O, pero aseguran que les han citado sin tener en cuenta que había habido cambios de guardia, gente de baja, y otros motivos por los que aquel día del turno correspondiente sólo trabajaban 3 o 4 bomberos.

Este mismo juzgado es el que investiga a cinco mandos de los bomberos de Girona como responsables de un convoy que el 2-O pasó por delante de la comandancia de la Guardia Civil profiriendo “insultos, cortes de manga y expresiones de desprecio”.

La causa, en la que estaban investigados cinco mandos y ahora se suman estos 10 efectivos más, se inició poco después de los hechos a raíz de una investigación iniciada por la Guardia Civil y está abierta por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos y abandono de destino como funcionarios.

En cuanto al delito de malversación de caudales, la Fiscalía apunta que concurren indicios de esta conducta delictiva pero en su modalidad atenuada en atención a la cantidad presuntamente defraudada por parte de las personas investigadas por su actuación del 2 de octubre de 2017, que no alcanza la barrera de los 1.000 euros.

En lo referente al abandono de destino, apunta que afecta a siete medios materiales (camiones) y 15 personales, “cuyo motivo de la salida fue el escarnio a los agentes de la Guardia Civil y la participación en un acto de manifestación pública ajeno absolutamente a la acción de un cuerpo de bomberos”.

Inicialmente, los investigados eran el jefe de la Región de Emergencias de Girona, el Jefe de Guardia y el Jefe de turno, que fueron citados a declarar en junio del año pasado.

El jefe de la Región de Emergencias de Girona, Antoni Rifà, informó a la autoridad judicial de que no ostentaba este cargo en la fecha de la denuncia, por lo que, a la espera del archivo de la causa en su contra, se citó a declarar como investigado al que sí era entonces el jefe de la Región de Emergencias, el subinspector Enric Cano, que no estaba de guardia.

En su declaración Cano explicó que el día de los hechos no estaba de guardia y, finalmente, se citó como investigado al que el día de los hechos denunciados ejercía como uno de los dos subjefes de guardia de la región de Emergencias, que a la vez es el jefe de parque de Girona.

Según fuentes de la Generalitat, se ofrecerá asistencia jurídica a la decena de bomberos investigados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD