14-10-2020 / 15:02 h EFE

Miguel Delibes refugió en la literatura lo que no pudo denunciar abiertamente en las páginas del diario El Norte de Castilla, cuya dirección desempeñó de forma nominal entre 1961 y 1963, debido a la censura de un régimen franquista de la que se zafó a través de la ficción como ocurrió en "Las ratas" (1962).

Casi seis décadas después, se cumplirán en 2022, este libro emblemático en su trayectoria ha visto este miércoles una nueva edición promovida por el Ayuntamiento de Valladolid para conmemorar el centenario del escritor (1920-2020), que se cumple el 17 de octubre, y que ha ilustrado José Noriega en clave abstracta.

Son diecisiete xilografías, una por cada uno de los capítulos de la novela que protagoniza El Nini y su padre, El Tío Ratero, habitantes de una cueva y dueños de su libertad, que fue galardonada con el Premio de la Crítica y que José Noriega (Valladolid, 1948) ha hecho suya a través de su personal visión del relato.

"El ilustrador no debe hacer su trabajo repicando lo que ha picado el escritor. Debe vivir (hacer suyo) el universo de lo escrito", ha defendido en "Besos de madera", el texto que cierra esta edición conmemorativa de la que el Ayuntamiento de Valladolid ha tirado 250 ejemplares como regalos institucional.

El primero, con las xilografías originales, lo ha recogido la Fundación Miguel Delibes de manos de su presidenta, Elisa Delibes, hija del escritor y portavoz de la familia, quien ha entrevisto "una cierta poesía" dentro del libro "a pesar de la dureza de su lenguaje", según ha destacado durante la presentación.

Esta novela "un poco emblemática nació muy bien, tuvo bastante suerte, pero no ha sido realmente redonda hasta hora", ha añadido en un guiño de elogio y complicidad hacia los círculos de arte abstracto donde la ha inscrito Noriega.

"Besos de madera" hace referencia a la materia y a la técnica empleada (xilografía) para esas ilustraciones que "no son otra cosa que el apunte afilado de un grisáceo paisaje personal, un fardo con el que duermo y paseo sin apenas sentir su peso", ha precisado en una digresión donde ha aludido a la teoría de la circularidad.

"Las ratas" simbolizan, a su entender, "una descripción circular de la existencia, es un círculo de sembrar y recoger, es un círculo la pesca y la caza que cierra la veda, un círculo siempre chiquito el vivir, el soñar", ha explicado.

Noriega leyó ese libro "a los 16 años, con ojos de niño pobre" y siempre pensó en hacer algo", a través de la madera que es "esa cosa tan primitiva, tan sencilla y antigua que era lo que necesitaba este libro", ha agregado.

Cada xilografía se acompaña de un fragmento de la novela que subraya la poesía a la que se ha referido Elisa Delibes, centradas en descripciones de la naturaleza ligadas a la florescencia, la explosión de la primavera o el celo de los animales, un universo perfectamente encajado donde desentonan personajes como el furtivo, Antero El Poderoso o el alcalde empeñado en desahuciar de la cueva a sus dos habitantes, más por decoro de gestión que por humanidad.

La naturaleza representan "el ciclo de la vida", uno de los ingredientes de esta novela que alterna "ternura y dureza como expresión de lo que somos", ha observado por su parte la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo.

Han asistido a esta presentación otros hijos del escritor, Germán y Adolfo Delibes, así como el director-gerente de la Fundación, Fernando Zamácola.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD