30-09-2020 / 19:21 h EFE

Un total de 300 marroquíes han regresado hoy a su país de origen gracias a la reapertura del "pasillo humanitario" abierto en las fronteras de Ceuta y Melilla para permitir el regreso de estas personas que llevaban atrapadas en las dos ciudades desde el 13 de marzo.

Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en ambas ciudades, 200 marroquíes que se encontraban en Melilla han retornado a su país a través de la frontera de Beni-Enzar mientras que otros 100 -todos ellos mujeres- lo han hecho por la frontera ceutí del Tarajal.

En los dos casos, las repatriaciones se han llevado a cabo de forma ordenada y sin incidencias, coincidiendo que en los dos casos el proceso se ha llevado a cabo alrededor de las 10.00 horas de la mañana.

En Ceuta el grupo ha estado integrado en su totalidad por mujeres -entre ellas dos menores de edad- mientras que en el caso de Melilla ha estado integrado mayoritariamente por personas vulnerables: mujeres, niños, ancianos y personas con discapacidad o patologías, provenientes tanto de domicilios particulares como de dependencias de la ciudad autónoma.

En las dos fronteras los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han colaborado para que el proceso se llevara a cabo sin incidencias.

Estos marroquíes llevaban aguardando más de seis meses tanto en Ceuta como en Melilla debido al cierre fronterizo producido el 13 de marzo por la crisis del covid-19.

La repatriación en Ceuta se ha llevado a cabo tras la realización de test rápidos de detección del coronavirus por parte de los voluntarios de la Cruz Roja Española al ser un requisito indispensable solicitado por Marruecos para admitir a estas personas.

Algunas de estas mujeres marroquíes estaban acogidas en una nave industrial situada cerca de la frontera pero otras estaban viviendo en casas particulares desde hace más de seis meses.

La Delegación del Gobierno ha informado que está previsto que todos los marroquíes que quieran regresar a su país lo puedan hacer, aunque previamente deberán ponerse en contacto con la Delegación del Gobierno para efectuar los trámites pertinentes.

Por su parte, el viernes tendrá lugar una nueva repatriación en Melilla, pero, como ha explicado la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, se llevarán a cabo "tantas como hagan falta para dar respuesta a todas las personas que deseen retornar a Marruecos".

Sabrina Moh ha recordado la importancia de que los interesados en retornar a su país no acudan a la frontera sin haber sido citados previamente y que "es imprescindible que desde la Delegación se hayan puesto en contacto con ellos previamente para señalarles el día y hora que deben personarse en Beni-Enzar", ha apuntado.

Desde que las fronteras que separan Ceuta y Melilla de Marruecos se cerró el 13 de marzo por el coronavirus Marruecos únicamente ha permitido que se realicen varios procesos de los denominados "pasillos humanitarios" para admitir a los nacionales de su país que habían quedado atrapados.

Según han informado a Efe fuentes policiales, se tiene constancia de la presencia en Ceuta de casi 1.000 marroquíes, muchos de ellos trabajadores de distintos oficios y empleadas del hogar que no pudieron volver a su país de origen.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD