26-09-2020 / 18:50 h EFE

El jefe de Gobierno de Baviera (sur de Alemania), Markus Söder, advirtió hoy de que el coronavirus "está golpeando de nuevo con toda su fuerza en Europa" y llamó a responder con decisión en el país a esta segunda ola, sobre todo ahora que llega el invierno.

En un discurso con motivo del congreso de la Unión Socialcristiana bávara (CSU), partido hermanado de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, Söder afirmó que la prioridad debe ser, además de proteger a la población, mantener los puestos de trabajo y garantizar el funcionamiento de las escuelas y guarderías.

"No queremos un segundo cierre generalizado de la vida pública", cuyas consecuencias serían graves no sólo para la economía, sino también para la sociedad, dijo.

Afirmó que Alemania no necesita un cambio radical de estrategia, que en todo caso se puede ir adaptando, y subrayó que lo decisivo es la contención de la pandemia.

Un ajuste de la estrategia pasaría por dar prioridad a medidas regionales e introducir restricciones en las actividades privadas, en lugar de las profesionales.

Destacó que Alemania logró sobrellevar bien la primera ola de la COVID-19 y con menos medidas restrictivas que en otros países.

Söder afirmó que es "un verdadero optimista", pero no "inocente ni ingenuo", y agregó que la evolución actual le recuerda a la de marzo.

Alemania tuvo suerte al verse afectada más tarde y al reaccionar de manera más rápida y decidida que otros países, añadió.

En su opinión, con el otoño y el invierno a la vuelta de la esquina, hay que actuar con "precaución y cautela" porque la situación "se complicará notablemente".

"La precaución es preferible al riesgo", insistió.

En ese sentido, llamó a hacer frente de manera "inteligente, soberana y decidida" al desafío que representa el coronavirus, al que se refirió como "una especie de catástrofe natural" y "una prueba para esta generación".

PREOCUPACIÓN POR LA ULTRADERECHA Y LOS TEÓRICOS DE LA CONSPIRACIÓN

Por otra parte, advirtió en contra de los ultraderechistas que intentan acaparar la inseguridad generada por la pandemia "para establecer una especie de Pegida del coronavirus", en alusión al movimiento islamófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente.

"No podemos permitir a los viejos y nuevos nazis, a los que lo son abiertamente y a los que se ocultan, jugar a este juego y atacar nuestra democracia desde la preocupación por el coronavirus", dijo.

Además, expresó su preocupación por las "cada vez más absurdas teorías de la conspiración" y la radicalización de quienes las apoyan, con un tono "cada vez más agresivo" y con teorías cada vez más "confusas".

Al congreso de la CSU, que se celebra de manera virtual y que coincide con el 75 aniversario de la formación, se conectaron en las primeras horas unos 500 de los alrededor de 800 delegados convocados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD