24-09-2020 / 18:02 h EFE

Profesionales de los servicios de emergencia autonómicos y del Estado han participado esta mañana en un simulacro de emergencias en Ontón, Castro Urdiales, donde se ubica la empresa Derivados del Flúor para poner en práctica los planes de emergencia ante un supuesto escape tóxico.

Este ensayo forma parte del Plan de Emergencia Exterior diseñado por el Gobierno cántabro como preparación para cualquier eventualidad en las instalaciones de esta empresa.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, ha asistido a este ejercicio práctico que comenzó con la activación simulada del Centro de Coordinación Operativa (CECOP) en el 112, a las 10.00 horas.

Junto a la consejera, han acudido también la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el teniente coronel de la Unidad Militar de Emergencias (UME), José Alberto Barja.

La prueba técnica ha consistido en la simulación de una fuga de cisterna y una rotura de tubería que ha generado una nube tóxica posterior, por lo que se han activado los protocolos de intervención y de asistencia a la población previstos en los planes de emergencia exterior.

En el operativo han participado técnicos de la Dirección General de Interior del Gobierno de Cantabria, el 112, 061, bomberos autonómicos y de Castro Urdiales, Policía Local y Nacional, Cruz Roja, la Delegación del Gobierno y la UME.

Las tareas que se han puesto a prueba han sido la jerarquía de mando, las comunicaciones, la movilización de los diferentes medios intervinientes, la activación de las sirenas de aviso a la población junto a las medidas de confinamiento y evacuación, la detección de los contaminantes y el balizamiento de las zonas afectadas.

Fernández ha señalado, según recoge el Ejecutivo regional en un comunicado, que este simulacro tiene "diferencias" con otros realizados, como la llegada de la Unidad Militar de Emergencias, que se ha unido a todo el dispositivo de Guardia Civil Policía Local, 061, Cruz Roja y Bomberos, todos "perfectamente coordinados".

A su vez, la consejera ha explicado que otra novedad ha sido la de informar del nivel 1 de emergencia al Gobierno Vasco dado que la inexistente nube tóxica se dirigía al municipio vizcaíno de Muskiz, por lo que ha calificado el ejercicio como "muy completo y que ha resuelto de manera satisfactoria" al participar otra comunidad autónoma.

Asimismo, ha agradecido a la UME su colaboración y ha destacado la implicación en lo referente a seguridad de las empresas químicas de la región.

Durante este año se han puesto a prueba los planes de emergencia exterior diseñados para las empresas que trabajan con sustancias químicas y que establecen los recursos humanos y materiales precisos para resolver este tipo de emergencias, proteger adecuadamente a la población y la coordinación entre medios intervinientes.

Además de Derivados del Flúor, durante el verano se han realizado ejercicios prácticos en Alkion Terminals (Alkion), ubicada en el Puerto de Raos; en Solvay (Torrelavega), y en la empresa CEPSA.

Otros simulacros se han desarrollado en Columbian y Dynasol, empresas ubicadas en Pontejos y, próximamente, se realizará en Asturiana de Zinc (Suances).

En caso de accidente de escape químico, las medidas de protección más seguras son las tendentes al confinamiento y autoprotección en los edificios más cercanos y permanecer allí hasta la resolución de la situación de emergencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD