22-09-2020 / 16:10 h EFE

La patronal de residencias de mayores Asociación Catalana de Recursos Asistenciales (ACRA) reclama doblar la financiación pública del sector catalán de la dependencia, ahora situado en los 1.500 millones de euros anuales, hasta alcanzar los 3.000 millones al año.

Así lo ha dicho la presidenta de ACRA, Cinta Pascual, en un desayuno informativo en el que también ha incidido en la necesidad de que se mantenga la actual "coordinación sociosanitaria" entre los centros residenciales y el Departamento de Salud.

Con relación a la financiación, Pascual ha explicado que, según datos de la Generalitat, el Estado solo aporta aproximadamente el 20 % de los 1.500 millones anuales que se destinan ahora a dependencia, cuando la ley marca que la financiación debería repartirse a partes iguales entre ambas administraciones.

Así, ha pedido que los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) tengan en cuenta el actual déficit de inversión y que la financiación global destinada a dependencia suba hasta los 3.000 millones anuales.

Con este eventual aumento de la financiación podrían crecer las tarifas públicas de las plazas residenciales, lo cual repercutiría, ha afirmado Pascual, en unas mejores condiciones de trabajo del personal de los centros.

También serviría para incrementar las ratios: según datos de Pascual, actualmente la ratio es de 63 trabajadores por cada 100 residentes (debido a que se ha incrementado en un 15 % la ratio de gerocultores y auxiliares a raíz de la crisis de la COVID), pero lo ideal sería alcanzar los 68 por cada 100.

En relación con la coordinación con el sistema público de salud, Pascual ha destacado que la consellería ya ha invertido 15 millones de euros para incorporar a 450 profesionales a la atención primaria, aunque todavía no se han contratado.

Desde que ha hecho acto de presencia la crisis de la COVID-19 la coordinación con Salud es la adecuada, ha defendido, pero ya advirtió en sede parlamentaria de que "sufre" por si ésta desaparece cuando se haya batido al virus.

Si bien ACRA pide mejoras de diverso tipo en la relación, por ejemplo, con los centros de atención primaria (CAP), Pascual ha dicho que se daría por satisfecha si se atiende al plan de atención de residencias comprendido en la treintena de propuestas para la transformación del sistema público de salud catalán presentadas ayer por un grupo de expertos al presidente catalán, Quim Torra.

Pero, en resumen, lo que propugna Pascual es que los residentes deben ser atendidos por los CAP como cualquier otro ciudadano, a pesar de que sean usuarios de residencias privadas.

La presidenta de ACRA ha defendido que las geriátricos catalanes están "preparados" para las semanas venideras, pues ha apuntado que ahora menos del 1 % de mayores residentes son positivos por COVID-19 (mientras que el 14 de julio se situaban en el 30 %, ha recordado).

También ha informado de que actualmente hay 52.000 mayores residentes, a los que podrían sumarse otros 5.200 en las próximas fechas debido a la disponibilidad actual de plazas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD