21-09-2020 / 12:00 h EFE

n, 21 sep (EFECOM).- Las acciones del banco británico HSBC cotizadas en la Bolsa de Hong Kong cerraron este lunes a su nivel más bajo desde mediados de 1995 después de que varios medios publicasen una investigación que demostraría que la entidad permitió que se transfirieran millones de dólares de forma fraudulenta.

Cada título del banco valía hoy al cierre 29,3 dólares hongkoneses (3,78 dólares, 3,2 euros), lo que supone un desplome de casi el 52 % desde que comenzó el año y de casi el 81 % desde su pico máximo histórico, alcanzado en 2007, justo antes de la crisis financiera global.

Tan solo en la jornada de este lunes, la cotización del HSBC en el parqué de Hong Kong descendió un 5,33 %.

Detrás de esta caída también hay otras razones como su posible inclusión en una "lista negra" china por haber ayudado a EE. UU. en sus investigaciones contra la tecnológica Huawei pese a que a finales de junio mostró su apoyo a la ley de seguridad nacional que Pekín promulgó para Hong Kong, lo que le valió críticas por parte de Washington y Londres.

HSBC tiene su sede en Londres -en cuya bolsa también cotiza- pero fue fundado originalmente en Hong Kong a mediados del siglo XIX y sigue manteniendo la mayor parte de su actividad en el continente asiático.

Según documentos secretos filtrados a la cadena pública británica BBC y al portal de noticias Buzzfeed, HSBC permitió que se transfirieran hasta 80 millones de dólares de un fraude de inversión a través de su negocio en Estados Unidos con destino a cuentas del banco en Hong Kong en 2013 y 2014, incluso después de tener constancia del engaño.

Por su parte, el banco siempre ha sostenido que cumplió con sus obligaciones legales a la hora de denunciar esa actividad.

Los documentos muestran también que la estafa de inversión -conocida como esquema Ponzi- comenzó al poco de que el banco británico fuera sancionado con una multa por valor de 1.400 millones de libras (1.900 millones de dólares) en Estados Unidos por operaciones de blanqueo de dinero y desde entonces se había comprometido a erradicar ese tipo de prácticas.

Las acusaciones contra HSBC son parte de los conocidos como ficheros FinCEN, más de 2.600 documentos entre los que figuran unos 2.100 informes sobre actividades sospechosas (o SARs, en inglés), que incluyen información sobre transacciones que levantan sospechas a los propios bancos.

Estos envían esos informes a las autoridades pertinentes si sospechan que sus clientes están incurriendo en actividades ilícitas y, en caso de que tengan evidencias de prácticas de actividad delictiva, deben dejar de mover su dinero.

La filtración muestra cómo se blanqueó dinero a través de algunos de los mayores bancos del mundo y cómo los delincuentes emplearon compañías británicas anónimas para ocultar el dinero.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD