20-09-2020 / 14:01 h EFE

El Eibar volvió de vacío del estadio La Cerámica, donde fue remontado por primera vez en más de un año para agriar la celebración del partido número 400 en Primera División del técnico José Luis Mendilibar.

Hacía un año, un 15 septiembre, que no le remontaban al Eibar, fue en Ipurua ante el Espanyol, partido en el que se pasó del 1-0 al 1-2 final y también ocurrió la misma circunstancia el 1 de septiembre de 2019, cuando el Atlético de Madrid logró en el Wanda Metropolitano neutralizar el 0-2 con el que comenzó ganando el Eibar, para imponerse finalmente por 3 a 2.

El conjunto armero, desde entonces, no había perdido un encuentro que comenzara ganando y por eso el 0-1 de Kike García en Villarreal hizo soñar a muchos aficionados con el triunfo o, al menos, con poder puntuar, por lo que el resultado final ha sido una decepción en el entorno azulgrana.

El guipuzcoano Unai Emery, en el duelo vasco de banquillos, por otra parte volvió a ganarle la partida al vizcaíno Mendilibar, beneficiado por la excelente calidad de sus delanteros de referencia, los internacionales Gerard Moreno y Paco Alcácer.

Mendilibar no encontró ese acierto en tres de los fichajes de este año, José Recio que jugó de inicio y Damián Kadzior y Kevin Rodrigues, que entraron desde el banquillo en la segunda parte y que demostraron que su acoplamiento al equipo se está produciendo de manera acelerada.

José Luis Mendilibar, de momento, apuesta por la polivalencia para minimizar daños y así en la primera jornada no tuvo reparos en que Sergio Álvarez, el centrocampista asturiano, jugara como central y ayer Bigas, que había sido lateral ante el Celta, ejerció de central.

Esos cambios del preparador de Zaldibar se plasmaron también en modificaciones en su sistema de juego en la ciudad castellonense porque si contra el Celta Mendilibar alineó a dos delanteros y dispuso un centro del campo más nutrido, ayer para sorprender a Emery apostó por Kike García, secundado por Inui y Pedro León.

La próxima jornada el Eibar recibirá en Ipurua al Athletic en el primer derbi vasco de la temporada para el que recupera a Pape Diop, sancionado y que no pudo jugar en Castellón por la doble amonestación recibida contra el Celta.

Los armeros han mostrado una buena imagen en los dos primeros partidos, pero quieren dar un salto adelante que les permita lograr su primera victoria ante un conjunto rojiblanco contra el que empataron en pretemporada hace escasas semanas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD