17-09-2020 / 13:31 h EFE

La directora de Negocio de la Euroliga de Baloncesto, Roser Queraltó, indicó que es fundamental que la propiedad de los equipos incorpore en su gestión el control económico y la sostenibilidad para evitar desapariciones, y apuntó que quienes no lo hagan sufrirán las consecuencias del COVID-19.

Estas declaraciones tuvieron lugar en el ciclo de diálogos “Deporte, economía y salud: ¿unas nuevas reglas del juego?” organizado por la Fundación Ernest Lluch y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), en la que también participó Eduardo Bandrés, miembro de la Comisión Gestora de la Real Federación Española de Fútbol, para analizar los nuevos modelos de negocio de los deportes profesionales.

El modelo de negocio de los equipos deportivos ha cambiado en los últimos años, ya que antes, especialmente en Europa, se centraban en la maximización de los resultados deportivos, pero ahora tienen en cuenta también la sostenibilidad económica.

“Las marcas han visto el valor de los clubes, no solo a través del patrocino, sino también en formar parte de la propiedad”, explicó Queraltó, que añadió la cancelación de competiciones y la restricción de público en los estadios afectará muy duramente a aquellos equipos que no tengan unas cuentas saneadas y gestionadas por profesionales.

Según explicó Bandrés, los eventos deportivos en sí mismos generan el 15 % del negocio deportivo y, dentro de ese porcentaje, el fútbol supone la tercera parte y el deporte profesional estadounidense, otro 30 %.

En este sentido, Bandrés recordó que desde la Real Federación Española de Fútbol se está promoviendo que la sostenibilidad en los criterios económicos se traslade más allá de la Primera y Segunda División y se implante también en el resto de las categorías.

Una de las exigencias que debería imponer esa gestión más sostenible de los clubes es la transparencia, pero Bandrés indicó que “en general, no hay transparencia en los equipos de fútbol españoles, no se ofrece información, por ejemplo, de salarios o traspasos”, puesto que al no cotizar ninguno en bolsa no están obligados a informar de sus movimientos.

Para Bandrés, el baloncesto ha ido por delante en la incorporación de innovaciones organizativas y de gestión, mientras que al fútbol le está costando más adaptarse a las nuevas circunstancias y a la profesionalización, ya que todavía hay mucha gestión emocional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD