16-09-2020 / 14:50 h EFE

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha anunciado que desde la noche del viernes se aplicarán medidas más restrictivas para prevenir la covid-19 en el Eixample de la ciudad de Ibiza y en el núcleo urbano de Sant Antoni, cuyos habitantes solo podrán abandonar sus barrios para actividades esenciales.

Además de la limitación de las salidas y entradas durante quince días, en esas áreas se reducirá al 50 % la capacidad en los establecimientos comerciales y de restauración, tanto en interior como en exterior, los bares y restaurantes cerrarán a las 22.00 horas y se suspenderá la actividad de gimnasios y centros deportivos.

En el caso del Eixample de Vila, donde hay censadas 15.944 personas, las restricciones se aplicarán a las calles comprendidas entre la Avenida de la Paz, la Avenida España e Ignasi Wallis.

En Sant Antoni se incluye la zona comprendida entre la Calle Ample hasta su confluencia con la calle Ramon y Cajal; calle Ramon y Cajal hasta su confluencia a través de rotonda con la calle Johann Sebastian Bach; carrer Johann Sebastian Bach hasta la rotonda con Isidor Macabich; avenida Isidor Macabich hasta la calle Madrid; calle Madrid hasta Vara de Rei; Vara de Rei hasta calle Alemanya; de calle Alemanya al enlace con el paseo de Ponent; del paseo de Ponent hasta el enlace con el paseo del Mar; y paseo del Mar hasta su confluencia con la calle Ample.

En ambos casos, quedan excluidas las calles que delimitan los perímetros.

Gómez, que ha comparecido junto al presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, y los alcaldes de Vila y Sant Antoni, Rafa Ruiz y Marcos Serra, respectivamente, ha señalado que el objetivo de estas nuevas medidas es “proteger” a los ciudadanos.

Para delimitar las zonas, la consellera ha señalado que no solo se ha tenido en cuenta la incidencia acumulada en estos lugares sino también “criterios epidemiológicos y sociales”.

En esta línea ha apuntado que en Sant Antoni, desde el 6 al 13 de septiembre, se registró una “especial incidencia” con 144 PCR positivas por cada 100.000 habitantes y presentando incidencias acumuladas que superan los 500 casos por cada 100.000 habitantes durante los primeros 10 días del mes.

La zona afectada acumula, además, más el 50 % de los casos totales diagnosticados en los últimos 15 días.

En Vila desde el 6 al 13 de septiembre se acumuló una incidencia de 317 PCR positivas por cada 100.000 habitantes. En este caso, según la consellera, los datos de Vila duplican en términos relativos del global de la isla, que se sitúa en las 185 PCR positivas. Además, se ha multiplicado por seis la incidencia desde principios del mes de agosto y la tasa de positivos asciende al 14 % frente al 10 % de Baleares.

El alcalde de Ibiza ha destacado que estas nuevas medidas deben servir de “clamor” para la ciudadanía, ya que ha reconocido que la situación es “preocupante”.

Ruiz ha instado a la “responsabilidad” de todos los residentes, no solo los que viven en la zona afectada por las nuevas restricciones.

En el caso de Sant Antoni, hay que destacar que existen 13 establecimientos hoteleros abiertos en la zona delimitada por el confinamiento.

Aunque ha asegurado que desconoce el número de turistas alojados, tanto el primer edil como la consellera han puntualizado que las medidas restrictivas no afectarán a los visitantes. En este caso, la consellera ha reconocido que la mayoría de brotes son en entornos familiares, por lo que las restricciones van dirigidas a la población local.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD