11-09-2020 / 17:59 h EFE

Boris Nowalski es un experto y apasionado nadador en aguas abiertas que en septiembre cruzará el canal de Menorca, una travesía de 40 kilómetros que se propone conseguir terminar en 12 horas.

“Es la travesía más larga que he hecho nunca”, asegura en una entrevista con Efe. Hasta el momento lo más duro que ha realizado fue nadar 27 kilómetros en la ría de Vigo y otros 25 kilómetros por la costa menorquina.

La idea de esta aventura surgió cuando se puso en contacto con la fundación de Mallorca, Save the Med, con la que según nos explica, “hacía tiempo que quería hacer algo con ellos, tienen varios proyectos dirigidos a la conservación y protección del Mediterráneo así como a la regeneración del mar y quería ayudar en algo".

Todos los fondos recaudados en el proyecto irán íntegramente a la fundación con el objetivo de recaudar 20.000 euros. Ahora cuentan ya con 13.000 euros.

El nadador originario de Puerto Rico y afincado en Mallorca desde hace años, cuenta que se quiso involucrar en este proyecto porque le preocupa el estado del Mediterráneo.

“Cada vez que salgo a nadar veo con mis propios ojos que el mar se está muriendo, antes veía mucha más fauna, más posidonia, el agua estaba más limpia, con menos plásticos. Ha cambiado mucho. Si no cuidamos el mar nos vamos a morir todos”, afirma.

El deportista explica que ha visto de todo en el fondo marino, desde “baterías y motores de barco, a barcas hundidas”, pero lo que más le impactó fue un día que nadando en un lugar donde el viento había acumulado muchos residuos, sacó la cabeza del agua y solo vio plástico.

“Me saltarón las lágrimas de la impotencia, sentí mucha tristeza”, recuerda.

Aun así el nadador se siente optimista, y asegura que “hay esperanza en las nuevas generaciones”. Pone de ejemplo a su hijo de 12 años, de quien destaca su mucha conciencia sobre el medioambiente.

“El otro día fuimos a un restaurante y nos dieron una pajita de plástico y me dijo, papá, no puedo creer que sigan poniendo esto en los bares”, señala.

La pandemia también ha alterado sus planes, tenía programado el reto para julio pero lo tuvo que aplazar.

Desde hace un mes no se separa del móvil y no deja de mirar la aplicación Windy, que le informa del estado del mar en los próximos días, un factor clave para decidir cuando llevar a cabo la travesía, prevista para este domingo.

Boris explica que nadar en aguas abiertas es un ejercicio "muy mental" para el que hay que trabajar mucho la mente.

“Yo hacía mucha meditación y utilizo una técnica conocida como natación meditativa en dónde estás enfocado tan profundamente en la forma de nadar que se te olvida lo que estás haciendo, esto es lo que me permite nadar durante tanto tiempo”, apunta.

A la hora de afrontar un gran reto, Boris hace pruebas mentales como renuncio a algo durante meses con la finalidad de "decirle a la mente que puedes con todo”

La jornada de la prueba, Boris calcula que se echará al agua hacia las 05:00 horas en el Puerto de Ciutadella con el objetivo de tocar tierra mallorquina unas doce horas después.

Durante la travesía estará acompañado por una barca de seguridad y un kayak que se encargará de suministrarle agua y comida.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD