10-09-2020 / 11:20 h EFE

El próximo día 12, en El Molinón, varios jugadores del Logroñés vivirán un momento muy especial en su carrera deportiva al debutar con este equipo en Segunda División.

"A ilusión, no nos va a ganar nadie", ha asegurado a Efe el capitán del equipo, Iñaki Sáenz, uno de los pocos de la actual plantilla riojana que tiene experiencia en Segunda, aunque llegar al fútbol profesional con el equipo de su tierra "es especial". "Un sueño que me hace estar como un niño".

Iñaki Sáenz (Calahorra, La Rioja,1988) forma parte de la historia del Logroñés como uno de sus jugadores más destacados; de hecho, vivió el nacimiento del club en Segunda B, hace más de una década, y regresó tras ganar experiencia en el Racing de Santander, Alavés y Tenerife.

"Nos hemos preparado para lo que va a pasar este sábado, jugar en Segunda", explica el lateral zurdo, que asume con "pena" el que este "debut soñado" llegue "en una situación tan extraña". "Igual que cuando logramos el ascenso, sin que la gente nos pueda acompañar", lamentó.

El Logroñés fue, por números, el mejor equipo de Segunda B la temporada pasada y culminó la campaña con el ascenso.

Ahora, los jugadores que continúan en el equipo tendrán que adaptarse a "un fútbol diferente, en el que hay más pelea, más intensidad en cada acción y más calidad en el juego", advirtió.

"Si no damos el máximo desde el principio, se nos hará complicada y larga la temporada", reconoció el riojano, quien cree que todos sus compañeros son "conscientes" del salto que supone esta temporada.

No obstante, como han mostrado en la pretemporada, tienen la ventaja de haber formado desde el año pasado un bloque compacto. "Sabemos sufrir y adaptarnos a cada situación. Esa es una de nuestras virtudes como grupo", defendió.

"No solo es cuestión del año pasado, viene de más atrás, el club ha trabajado para hacer eso, un bloque compacto y ahora nos toca aprovecharlo", incidió.

"El ascenso -aseguró- costó mucho esfuerzo y, por eso, poder jugar en Segunda con el Logroñés es para todos nosotros un orgullo y para mí, en lo personal, hace que me sienta con la ilusión de un niño".

Pero también es consciente de que la temporada no será como la pasada "y habrá que saber sufrir en muchos momentos". "Sé que no nos vamos a poner nerviosos, hemos formado un grupo de jugadores en el que hay mucha estabilidad y estamos preparados para aguantar los malos momentos, que llegarán".

"Cuando estás arriba en la clasificación, con el año pasado, hay presión y eso también te enseña a sufrir y te hace un bloque fuerte y ahora hay que adaptarse a otra situación pero aprovechar lo que aprendimos como grupo", señaló Sáenz.

El primer partido del Logroñés en Segunda le medirá al Sporting de Gijón, uno de los equipos que, como el riojano, apenas ha realizado incorporaciones respecto a su plantilla del año pasado.

"No somos los únicos con una plantilla corta a estas alturas. Esta situación es general, aunque parezca raro respecto a otras temporadas. El fútbol ahora mismo está así en todos los lados", opinó.

"Van a llegar fichajes, seguro, y nos darán un punto más de competitividad, pero, hasta que vengan, no tenemos que ponernos nerviosos y confiar en este bloque y cómo se comportó la pasada temporada", añadió.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD