08-09-2020 / 19:39 h EFE

El Balonmano Logroño podrá disputar mañana miércoles su primer encuentro de la temporada, ante el Balonmano Nava, con 566 aficionados en las gradas, lo que supone el 15 por ciento del aforo del Palacio de los Deportes de La Rioja.

El club riojano ha explicado en un comunicado que ha recibido la autorización del Ejecutivo regional para poder contar con ese aforo en el partido de mañana y en los siguientes cuatro, con lo que se ha decidido a lanzar un abono de cinco partidos para sus aficionados, aunque solo para quienes ya fueran socios la pasada campaña; costarán 50 euros para los adultos y 25 en categoría juvenil.

La limitación de asistencia conlleva el que solo haya dos zonas de la instalación para los aficionados, solo en las filas pares y con dos de cada tres asientos vacíos.

El club riojano pide que aquellas personas que puedan tener síntomas compatibles con el COVID no acudan al partido y que quienes vayan a los partidos lo hagan con tiempo suficiente para la toma de temperatura, limpieza de manos y desinfección del calzado.

Será obligatoria la mascarilla y no se podrá ni comer ni beber en la grada, explica el club, que admite que muchas de estas medidas "no serán del agrado de muchas personas" pero incide en que "si queremos balonmano con público, este es el único camino posible".

En lo deportivo, el partido estará marcado para el equipo riojano por la falta de ritmo competitivo, dado que llega a este choque tras disputar solo un amistoso, en el inicio de la pretemporada, y después haber permanecido diez días con su plantilla confinada.

El conjunto riojano estrenará así a su renovada plantilla, con la mitad de caras nuevas, en un partido rodeado de "casualidades", ya que aunque la liga iba a empezar para los de Logroño ante el Sinfín (con el que jugaron su único amistoso y luego tuvieron que hacer cuarentena) lo harán con el rival al se debían haber enfrentado cuando se suspendió la pasada temporada.

"Es un poco extraño todo", ha reconocido el entrenador de los riojanos, Miguel Ángel Velasco, para quien la temporada comienza "con muchas incertidumbres" entre ellas el "cómo vamos a reaccionar tras una pretemporada tan atípica, en la que solo hemos podido jugar un partido".

Por ello cree que "ahora mismo es complicado hablar de cuales son nuestras aspiraciones, solo hay que pensar en ir semana a semana y no dejarnos nada en casa", ha afirmado "en especial porque el viernes llega el Barcelona".

El conjunto riojano podrá, eso sí, comprobar el rendimiento de sus siete fichajes: Rangel Luan, Sikosek, Antonio Serradilla, Delcio Pina, Dos Santos, Mario Dorado y Agustín Casado, el central que llegó, precisamente, del balonmano Nava y que es uno de los "focos" de la Liga, por su proyección de futuro en el puesto de central.

Mañana, posiblemente, tendrá como compañero en ese puesto solo a Eduardo Cadarso, dado que Erik Balenciaga no ha entrenado en los últimos días por problemas físicos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD