03-09-2020 / 17:40 h EFE

Expectación e inquietud se unen esta vez ante el inicio del curso escolar, que arranca desde mañana, primero en Madrid y Navarra, seis meses después de las últimas clases presenciales, y centros, docentes, alumnos y familias ultiman los preparativos para que se cumplan las máximas medidas de seguridad frente al coronavirus.

"Tengo muchas ganas de volver y ver a mis amigos, pero a natación no voy porque no me puedo poner la mascarilla", dice a Efe Gonzalo (9 años), mientras que Gabriela (6 años) ha comentado "la ilusión" que le hace volver al cole.

Los niños suelen vivir el retorno a la vida escolar "como un acontecimiento ligado al reencuentro con los amigos, lo que les hace más llevadera la experiencia", ha apuntado el psicopedagogo y profesor de Psicología de la Universitat Abat Oliba CEU Ramón Novella, que cree que están menos estresados que sus padres.

Ve conveniente hablar con los niños de que "puede pasar de todo" y que "la evolución de los acontecimientos nos puede llevar a un segundo confinamiento", pero que la situación "ya no será nueva".

No obstante, recomienda intentar detectar si el niño empieza a sufrir estrés con esta vuelta al cole única, y entre los síntomas estarían "la comunicación difícil, el rechazo a hablar del nuevo curso, los nervios, las dificultades en el sueño o en la alimentación".

Madres como Sandra reconocen inquietud pero recalcan la importancia de la "presencialidad" en el aula de los niños por "los beneficios en su formación y en la relaciones sociales".

Sandra dice a Efe que confía en especial en la labor de los docentes, que estos días en algunas comunidades como Madrid están yendo a hacerse las pruebas para saber si están limpios de la covid-19.

Maite, profesora de secundaria en un colegio público madrileño, se ha hecho este jueves, a las 8 de la mañana, la prueba en el centro María Zambrano. Cuenta que a diferencia de ayer las colas eran menores, pero que han tardado casi una hora en atenderla.

Dice no entender cómo no se ha previsto otras soluciones, como pruebas en los propios centros o con una mayor amplitud de horarios e incluso que se hicieran por lo público contratando a enfermeras para llevar a cabo esta labor.

Desde el martes Maite está acudiendo a su centro educativo, y la dirección ya les ha avisado que lo que se había trabajado en verano "no sirve ahora", ya que "hay que desdoblar clases" para que haya 23 alumnos por aula.

Sobre la posible contratación de más docentes para el mayor número de clases, esta profesora asegura que si, por ejemplo, en primero de ESO habrá siete clases en lugar de cinco, se necesitan más profesores, pero "aún no se sabe nada".

"La escuela, lo primero" es el proyecto presentado este jueves por la Fundación Cotec para la Innovación, que quiere facilitar la labor de docentes, centros y administraciones públicas durante el nuevo curso escolar, marcado por los retos que plantea la pandemia.

El proyecto recopila soluciones diseñadas por los propios profesionales, y las primeras propuestas han sido elaboradas por medio centenar de docentes y directores de centros de toda España. Plantean cómo transferir las metodologías activas al entorno virtual, cómo incorporar la participación de las familias al proceso de enseñanza o de qué manera organizar tiempos y espacios de forma flexible.

Por otra parte, sindicatos de docentes ven "prematuro" el inicio del curso escolar y han pedido que se retrase.

Es el caso de CC. OO., Anpe-Madrid, UGT y CSIF, que han coincidido en que el arranque mañana del curso lectivo 2020-21 debe retrasarse para que "todo fuera más coordinado".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD