01-09-2020 / 15:11 h EFE

La gran mayoría de alumnos de preescolar, primaria y secundaria de Bélgica volvió este martes al colegio con relativa normalidad, a tiempo pleno los cinco días de la semana y sin restricciones de alumnos por clase por la COVID-19 ni tener que usar obligatoriamente una mascarilla hasta los 12 años de edad.

Entre la tranquilidad pero también el temor de algunos padres, los menores retornaron a las aulas en "código amarillo" tal y como acordaron a nivel federal las comunidades lingüísticas del país (francófona, neerlandófona y germanófona), que son las responsables de la educación.

Las autoridades han decidido mantener ese nivel de alerta, que ya utilizaron en junio para la vuelta a clase de los niños tras el confinamiento, pese al repunte de casos de coronavirus detectado en el país especialmente desde agosto.

El "código amarillo" indica "riesgo limitado de contaminación" y por debajo solo se sitúa el verde, que significará una verdadera vuelta a la normalidad, pero previsiblemente únicamente se impondrá cuando haya una vacuna contra la COVID-19 disponible.

Mientras tanto, se ha pedido a los padres que guarden distancia física cuando dejen a los niños a la puerta del centro y que solo acuda un progenitor por niño.

También se han limitado las excursiones escolares, pero por lo que respecta al ritmo de enseñanza, los niños podrán asistir al colegio los cinco días de la semana en un horario normal y sin restricción de número de alumnos por aula.

Los colegios sí tratarán de ordenar las salidas a los recreos o los turnos de comida, para evitar aglomeración de niños de diferentes clases.

PREOCUPACIÓN Y ALIVIO ENTRE LOS PADRES

"Estoy muy contento, pero sobre todo los niños, están muy contentos. Desde hace tres semanas es lo que piden, ir al colegio. Están encantados, muy felices de ver a los amigos, a las profesoras: todos contentos", resumió a Efe Abdelasis, uno de los padres que esta mañana acudieron a dejar a sus hijos al colegio Notre-Dame de la Sagesse en Ganshoren, distrito de la capital belga.

En su caso, aseguró no estar "preocupados para nada, ni al principio, no hay razón", y recordó que en junio ya se retomaron las clases con ciertas medidas de seguridad.

"Por los niños no hay que preocuparse. Por el momento no hay reducción de clases. Los niños tendrán su tiempo de recreo, libertad de jugar", comentó, y aseguró estar satisfecho con que a los más pequeños no se les exija llevar mascarilla, aunque consideró que, si se lo requieren, "se adaptarán".

Otro padre, Dennis, consideró en la misma línea que ya se aplican "medidas suficientes" y que los niños han vuelto a clase "con seguridad".

"La vuelta al cole empieza normalmente, no hay directrices particulares", indicó, a la vez que consideró que no es necesario que los alumnos lleven mascarilla, algo que sí se ha impuesto entre los docentes.

En cambio, Manal, una madre que esta mañana llevó a su hija hasta el centro escolar, aseguró sentir "sobre todo miedo": "No sé lo que nos espera, vamos a ver. No sé qué habría preferido , pero está claro que en todo caso tenemos miedo", dijo a Efe, preguntada por si hubiera preferido que los niños estudiaran a distancia desde casa.

En todo caso, tampoco se mostró partidaria del uso de la mascarilla entre los más pequeños, y opinó que "sería mejor poner a menos alumnos en la clase o tener un aula más grande. Eso nos daría más seguridad".

Reconoció no saber aún si su centro impondrá alguna medida específica contra el coronavirus y confió en ir teniendo más información poco a poco: "Son las medidas del Gobierno y no clases reducidas, por desgracia", comentó.

En Bélgica, las autoridades han recalcado que el retorno a clase paulatino ya experimentado en junio no llevó a repuntes significativos de la COVID-19.

VIGILANCIA DE CASOS

La semana escolar de cinco días se mantendrá salvo excepciones, en caso de que la situación de la pandemia se agudice o se decida en algunos grados de secundaria (segundo y tercero) el pasar a una enseñanza que mezcle por igual los cursos a distancia y presenciales, recuerda la cadena de televisión VRT.

Para el resto de primaria y secundaria, se podrá contemplar pasar a un "código naranja", con medidas de seguridad reforzadas, si la situación local lo exige, aunque incluso en ese supuesto se prevé que los alumnos puedan seguir frecuentando la escuela a tiempo completo.

En todo caso, todo cambio de nivel de alerta deberá ser decidido por las autoridades de Educación sobre una propuesta de las células locales de crisis.

Por el momento, los ministros de Educación de las tres comunidades lingüísticas, así como los sindicatos de profesores o asociaciones de padres, insisten en permitir al máximo la presencia de niños en las clases, al considerar que "nada puede reemplazar la enseñanza presencial", recoge la VRT.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD