30-08-2020 / 15:00 h EFE

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha llamado a "la responsabilidad de todo el mundo" ante las "semanas difíciles" que se avecinan a causa de la crisis de la COVID-19, y ha asegurado que episodios como el de Vilafanca "tiran por la borda el trabajo que se está haciendo para doblar la curva".

En declaraciones a los periodistas desde Altafulla (Tarragona), el coordinador general de ERC ha censurado lo que ocurrió ayer sábado en las calles de esta localidad barcelonesa, donde se congregó una multitud sin guardar las distancias para celebrar la fiesta mayor pese a que se habían suspendido los actos.

Aragonès ha pedido colaboración a los ayuntamientos y la administración en general para que se respeten siempre las medidas sanitarias y ha animado a "la extraordinaria juventud" catalana a seguir las normas después de haber "asumido su responsabilidad" durante los meses de confinamiento más estricto.

Preguntado sobre los actos de celebración de la Diada del 11-S, el vicepresidente catalán ha dicho que deberá "prevalecer el criterio sanitario".

"Defendemos el derecho a la libre manifestación de todos los ciudadanos, pero teniendo en cuenta la situación de pandemia", ha agregado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD