25-08-2020 / 18:41 h EFE

La Consejería de Educación se compromete a impulsar que las ausencias de maestros en Infantil y Primaria se cubran al día siguiente de producirse, y además defiende el esfuerzo que se ha hecho de refuerzo de docentes, con aulas que en "más de un 90 % tienen menos de 20 alumnos".

"Sí o sí, vamos a sustituir desde el primer momento que tengas el conocimiento no ya de que está de baja el docente, sino de que no va a clase", ha aseverado la consejera de Educación, Marina Lombó.

La consejera se ha reunido con los grupos parlamentarios para explicarles cómo se afronta el inicio del curso escolar y lo que se espera de la reunión del día 27 de los ministerios de Sanidad y Educación con las comunidades autónomas.

Lombó ha dado cuenta a los grupos parlamentarios del protocolo de organización elaborado por su departamento para el inicio de curso y de las medidas para la prevención de la COVID-19.

En declaraciones a los periodistas, la consejera ha destacado el refuerzo de docentes para este curso, previsto en un número de 215, y ha señalado que ya en el día de ayer se había nombrado a 201.

Ha subrayado que se va a impulsar un sistema de sustituciones más ágil, para que en Infantil y Primaria, niveles en los que los alumnos tienen un tutor, se pueda hacer ese reemplazo para el día siguiente a cuando un docente deja de acudir a clase.

Los centros educativos trasladarán a la Consejería a lo largo de la mañana del día que falte el maestro esa ausencia con la idea de cubrirla para la jornada siguiente.

Se trata de "un esfuerzo extraordinario" que hará el servicio de recursos humanos de la Consejería, que recurrirá para ello a la bolsa de docentes de Infantil y Primaria, ha dicho Lombó.

Se hará gracias al establecimiento de llamamientos diarios en lugar de los habituales semanales, una medida "imprescindible" para hacer frente al aumento previsto de bajas laborales, ya que ante cualquier síntoma el personal y el alumnado no deberá acudir a los centros.

La titular de Educación ha apuntado que en Secundaria el escenario es distinto. Mientras que en Infantil y Primaria los alumnos tienen solo su tutor, en Secundaria hay otra distribución, porque hay más docentes especializados por materias.

Sobre la bajada de ratios que piden los sindicatos educativos, la consejera ha remarcado que Cantabria es desde 2015 una de las comunidades con una cifra de alumnos por aula "de las más bajas de España".

Y ha manifestado que en Infantil y Primaria, desde 2015, hay un descenso de 2.000 alumnos, y en concreto para este curso 31 unidades menos, pese a lo cual va a haber "un incremento de docentes muy importante".

De este modo, ha recalcado la consejera, "más de un 90 % de las aulas tienen menos de 20 alumnos por aula".

PLANES DE CONTINGENCIA

La Consejería de Educación no está preocupada por el hecho de que haya numerosos centros educativos que no han presentado los planes de contingencia preceptivos para este nuevo curso escolar.

Y no hay esa preocupación porque, según la consejera, todos los centros tienen esos planes, al margen de que lo hayan presentado o no. "Seguro que hoy ha llegado otro montón (a la Consejería)", ha manifestado Lombó, que ha agregado que en los próximos días se seguirán recibiendo esos documentos.

En principio se fijó que los planes de contingencia debían mandarse a la Consejería con un plazo que se cerraba ayer, 24 de agosto, aunque se pidió una flexibilización.

Con los datos facilitados por la Consejería, ayer por la tarde eran algo más de un centenar los centros que habían enviado sus planes de contingencia, de más de 300 que hay en la comunidad autónoma.

Pero lo importante, ha insistido Lombó, es que esos planes están hechos. "Garantizo que todos los centros van a tener plan de contingencia", ha repetido la consejera, que ha añadido que los equipos directivos son "muy perfeccionistas" y quieren terminar lo mejor posible el documento final.

La comisión que va a valorar y validar estos planes, en la que están la inspección de servicios y prevención de riesgos, tendrá tiempo suficiente para hacer esa tarea, ha comentado además la consejera.

TEMPERATURA Y MATERIAL DE PROTECCIÓN

Por otro lado, Educación no se plantea la utilización de termómetros para medir la temperatura en la entrada a los centros. "Al contrario, hay informes que no apoyan esas decisiones", ha indicado la consejera, que ha aludido a la declaración responsable que deberán hacer las familias como "una garantía".

Lo que se pretende con esa declaración es que cualquier alumno que tenga sintomatología no acuda a clase.

En cuanto a los materiales de prevención, ayer comenzaron ya a llegar a los centros.

De este modo, todos los centros cántabros, independientemente de su titularidad, recibirán mascarillas higiénicas y mascarillas FFP2, batas impermeables, pantallas protectoras, gafas de protección universal y guantes.

Tal y como se establece en el Protocolo de vuelta a las aulas, el resto de material lo adquirirán directamente los centros y habrá de incluir mascarillas para el alumnado para casos de rotura u olvido, y, especialmente, para los más vulnerables.

La titular de Educación ha afirmado que "comprende" perfectamente la inquietud de las familias y el personal de los centros ante una situación "desconocida para todos", pero ha garantizado que la comunidad educativa ha trabajado para que "todos y cada uno de los centros educativos estén preparados el 7 de septiembre".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD