23-08-2020 / 16:59 h EFE

La Junta de Andalucía tiene constituida una red de vigilancia de sanidad animal mediante caballos y aves centinelas en una serie de explotaciones repartidas por las zonas de mayor riesgo de virus del Nilo, lo que permite sacar muestras con frecuencia para detectar si circula por el territorio.

La vigilancia de la Consejería también se desarrolla en aquellos casos con sintomatología neurológica en zonas de riesgo, donde se toman muestras necesarias para confirmar o descartar la enfermedad, que en el último brote ha causado la muerte a dos personas en la provincia de Sevilla y afecta a otras cuarenta.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado en un comunicado de que actualmente está implementando los programas encaminados a detectar los focos de este virus en caballos de la comunidad autónoma.

Gracias a estos programas se han confirmado focos en las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva en los últimos días, lo que permite la detección precoz de la circulación del virus, que ha recordado que se detecta en España "desde hace años" y también en otros países europeos como Italia, Francia, Austria o Alemania.

El sistema de vigilancia permite la detección precoz de la enfermedad en los caballos para poder aplicar medidas de control e iniciar el tratamiento veterinario sobre aquellos ejemplares que la sufren, pero que en ningún caso la transmiten a otros animales.

Este programa, implantado desde 2010, supone "una primera alerta sanitaria ante una posible incidencia del virus en seres humanos", por lo que la Consejería comunica "inmediatamente" la detección de los casos a Salud Pública de la Junta y al Gobierno central.

En lo que va de año se han registrado un total de 19 positivos confirmados en caballos: 12 en Sevilla (4 en Lebrija, 3 en Los Palacios, 3 en Dos Hermanas y 2 en Las Cabezas de San Juan); 5 en Huelva (2 en Almonte y 1 en Moguer, San Bartolomé y Gibraleón); y 2 focos en Cádiz (uno en Puerto Real y otro en Jerez de la Frontera).

La Consejería ha explicado que la aparición de estos brotes desde hace años se debe "a la particular situación geográfica" de Andalucía como paso de aves migratorias, "que juegan un papel reservorio del virus que transmite el mosquito culex y otros géneros de mosquitos".

Ha explicado que apenas un 10 por ciento de los équidos infectados desarrollan síntomas y sólo el 1 por ciento muere, y ha resaltado que los caballos infectados no transmiten la enfermedad a otros equinos.

Existen vacunas autorizadas para la enfermedad en caballos que son frecuentemente aplicadas por los veterinarios clínicos de équidos, especialmente en las zonas tradicionalmente afectadas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD