16-08-2020 / 10:49 h EFE

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, anunció una relajación en las restricciones contra la COVID-19, permitiendo la movilidad entre provincias y la venta de alcohol, al considerar que el país ha comenzado a aplanar la curva tras más de 583.600 contagios.

"Todo indica que Sudáfrica ha alcanzado el pico (de infecciones) y sobrepasado el punto de inflexión de la curva", aseguró Ramaphosa en un discurso televisado a última hora del sábado, en el que agregó que desde la medianoche del lunes el país entraría en el nivel 2 de alerta, más laxo en restricciones.

Esta nueva fase permite la venta de tabaco y alcohol -este último solo de lunes a jueves y de 09:00 horas (07:00 GMT) a 17:00h (15:00 GMT)-, la movilidad entre distintas provincias, visitas familiares y la reapertura de bares y restaurantes siempre que sigan los protocolos establecidos y limiten su aforo.

Pese a imponer uno de los confinamientos más duros del mundo entre finales de marzo y principios de junio, con un grave perjuicio para una economía ya lastrada, Sudáfrica es ya el quinto país con más casos activos a nivel global.

Según las últimas cifras oficiales, esta nación austral suma más de 583.600 contagios -solo superada por EEUU, Brasil, India y Rusia- y 11.677 muertes.

"Hemos avanzado en nuestra lucha contra la COVID-19", arengó Ramaphosa a sus conciudadanos, "durante las últimas tres semanas, el número de nuevos casos confirmados ha caído de un máximo de más de 12.000 por día a un promedio durante la última semana de unos 5.000 por día".

La prohibición de viajes internacionales y de congregaciones sociales de más de 50 personas -incluidas religiosas y funerales- permanece activa, así como un toque de queda nocturno desde las 22:00 hora local (20:00 GMT) hasta las 04:00 hora local (02:00 GMT).

En relación a la presión sanitaria sobre el sistema de Salud, el jefe de Estado sudafricano confesó que el número de pacientes hospitalizados había disminuido de 10.000 a principios de mes a unos 4.000, y que la demanda de pruebas de detección también había caído.

Por último, Ramaphosa agradeció a todos los sudafricanos "los sacrificios" realizados, y les pidió que pese a "los atisbos de esperanza" no bajasen la guardia ya que esta reapertura de la economía aumentaría de nuevo el riesgo de infecciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD