15-08-2020 / 10:59 h EFE

Un hombre de 46 años ha sido condenado por un juzgado de instrucción de Murcia a 12 meses y 22 días de prisión por amenazar a su madre en Beniel, a la que no podrá acercarse a menos de 300 metros durante 20 meses.

Fue denunciado por ella al no aguantar más sus agresiones y amenazas y el último incidente, la gota que colmó el vaso, se produjo en el domicilio familiar cuando ella le pidió que no se sentara en el sillón que solía utilizar, ya que tenía miedo a ser contagiada por el coronavirus.

La reacción del denunciado fue tirar la mesa del salón, insultarla y decirle que la tenía que matar aunque le costara ir a la cárcel, lo que hizo el acusado ante su propia hija, menor de edad.

Según expuso la madre en su denuncia, hechos similares se vienen produciendo desde hace unos doce años, cuando él se enganchó al consumo de drogas.

El atestado señala que cuando acudió la Policía Local de Beniel a la vivienda, los agentes pudieron escuchar cómo el acusado vertía nuevas amenazas contra su progenitora.

Esta reveló también que en alguna ocasión su hijo se pregunta en voz alta cómo no se muere, dado que ella le da tres disgustos al día, para añadir que se ve que está protegida por algún santo de su devoción.

La sentencia es de conformidad, pues fue dictada después de que el acusado reconociera los hechos y se conformara con cumplir la pena pactada por la fiscalía y su defensa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD