10-08-2020 / 19:00 h EFE

La Generalitat, empresarios y cooperativas de la manzana, los consejos comarcales del Alt y el Baix Empordà y los equipos de atención primaria de Torroella de Montgrí, l’Escala y Roses-Castelló d'Empúries han elaborado un Plan de acción territorial para la atención sanitaria de los temporeros de la campaña de la manzana que empieza este lunes.

Este documento establece las indicaciones a seguir por parte de las organizaciones empresariales y los mismos trabajadores en caso de indisposición y necesidad de atención sanitaria tanto en el ámbito laboral como en el ámbito personal o domiciliario.

También define los circuitos y la coordinación entre los diferentes dispositivos que habilitan para la campaña de la recogida de la fruta para dar respuesta a las necesidades en caso de infección por COVID-19, que establecen una cooperación y colaboración entre los servicios sanitarios, los servicios sociales y los municipales.

En este sentido, se habilitan tres dispositivos para poder atender a los temporeros en caso de necesidad: Un hostal en Viladamat que se llama “Espacio–Tráfico”, con capacidad para 58 personas, destinado a ubicar a trabajadores pendientes de resultados de PCR (caso y contactos estrechos) que no dispongan de condiciones para hacer un aislamiento domiciliario.

En segundo lugar una casa de colonias en Pontós, que se llama “Espacio – Refugio”, con una capacidad de 30 personas, dirigida a aquellos que han sido contactos estrechos de un caso positivo y son PCR negativa y que no pueden hacer una cuarentena de 14 días en su lugar de residencia habitual.

En tercer lugar habrá una casa de colonias en Cabanes, el “Espacio – Salud”, que acogerá máximo a 20 personas que tengan la COVID-19, pero sean asintomáticas o con sintomatología muy leve; los tres dispositivos estarán gestionados por Cruz Roja a través de un convenio con Trabajo.

Por otra parte, el “Espacio Orpea”, espacio abierto por la Generalitat en Girona al principio de la pandemia, dispone de 74 habitaciones con 147 camas, donde ingresarán los pacientes con síntomas que necesiten una mínima intervención sanitaria y la atención sanitaria corre a cargo del CAP de Can Gibert del Pla.

En la campaña de recolección que comienza hoy y se alargará hasta el 15 de noviembre se prevé que trabajarán entre 2.500 y 3.000 personas, de las que un 40% ya están en el sector de forma fija y unas 1.700 se contratarán para la recogida.

El Plan establece toda la serie de medidas desde diferentes vertientes; a nivel organizativo prevé que habrá que reunir a las personas en grupos de trabajo estancos (cada uno tendrá un responsable), que dispongan de una zona de trabajo delimitada y con utensilios que sean de uso individual.

También se deberá tomar la temperatura al inicio y al finalizar la jornada y seguir unas normas en cuanto al traslado hasta las plantaciones y alojamientos, ya sea en transporte particular o colectivo.

Si se detectan casos sospechosos de coronaviris, cuando se trate de un trabajador fijo con residencia estable deberá acudir a su CAP de referencia.

Si se trata de un temporero, la empresa deberá comunicarlo al responsable de temporeros del CAP de referencia de la plantación donde trabaja, una figura creada especialmente en cada uno de los tres centros que se harán cargo del seguimiento de este colectivo.

Desde los CAP darán las recomendaciones a seguir, tramitarán la baja laboral, activarán el Gestor Covid-19 para hacer seguimiento de sus contactos y notificarán el caso a Vigilancia Epidemiológica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD