03-08-2020 / 16:11 h EFE

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha considerado este lunes "una burla" la negociación del "controvertido" Plan de Contingencia en la próxima Mesa Sectorial de Educación, porque ha asegurado que ya se aplica en los centros docentes.

En una nota, este sindicato ha censurado que el Plan de Contingencia presentado la semana pasada por la Consejería de Educación "deja una gran parte de la seguridad sanitaria de los centros en manos de sus equipos directivos".

Por lo tanto, ha criticado que "los docentes tendrán que ocuparse de tareas de prevención de riesgos con una ingente carga burocrática y una enorme responsabilidad que sobrepasa sus funciones, formación y obligaciones laborales".

"La administración ha vuelto a reunir por videoconferencia a los sindicatos de la Mesa Sectorial de Educación, tras el rechazo frontal de la mayoría al Plan de Contingencia presentado hace una semana por el consejero, Luis Cacho, que sólo cuenta con el apoyo de sus sindicatos afines", ha criticado CSIF.

Ha insistido en que todos los centros han redactado sus planes de contingencia en base al documento que fue presentado.

Por ello, ha recalcado que este lunes los sindicatos han "asistido otra vez a una constatación de hechos consumados y de decisiones sobrevenidas, puesto que el Plan de Contingencia se está aplicando en muchos centros, cuyos equipos directivos ya han diseñado sus propios planes asumiendo muchos de los cometidos y responsabilidades que ha dejado en sus manos la Consejería".

La reunión de la Mesa Sectorial ha sido "una nueva farsa", ya que la postura de la Consejería es "inamovible" y es "incapaz de contemplar todas los cuestiones que se han planteado desde las organizaciones sindicales", según CSIF.

Ha asegurado que los sindicatos no aprueban un documento que, además de llegar tarde, delega toda la responsabilidad de la seguridad sanitaria en los centros escolares en sus equipos directivos y en los propios docentes que tendrán que asumir muchas más tareas burocráticas, además de preocuparse de la aplicación de las medidas de seguridad higiénicas frente a posibles contagios por la COVID-19.

Aunque el Plan General dispone de medidas sanitarias de protección, las diversas figuras encargadas de su desarrollo no son expertos en las diferentes materias, ya que ha lamentado que incluso el coordinador de salud será un docente.

"Ni los planes de contingencia de cada centro, ni su implementación, ni su aplicación diaria, así como todos los protocolos de actuación ante posibles contagios y rebrotes va a ser realizado por personal experto", ha insistido.

Por ello, CSIF ha exigido dotar a los centros educativos riojanos del personal de enfermería necesario.

Ha insistido en que este pan nace "pervertido en su negociación, censurado desde sus inicios y con un futuro muy preocupante para todos los que lo van a sufrir, que son los trabajadores de educación, docentes y no docentes, padres y alumnos".

Este sindicato ha concluido que denunciará el Plan de Contingencia en el momento de su publicación en el BOR y ha insistido en la necesidad del cese fulminante del consejero de Educación, Luis Cacho, quien este lunes tampoco ha comparecido, y su directora general, Pepa Iriarte, "para evitar males mayores a la educación pública riojana, que ya ha sufrido bastante la arbitraria y sectaria gestión de estos dirigentes".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD