03-08-2020 / 12:40 h EFE

Asaja y CCOO, ambas firmantes del Convenio del Campo en vigor en la provincia de Huelva, han firmado un acuerdo por el que lleva a cabo una subida salarial a los trabajadores agrarios para la próxima campaña y que UGT ya anunciado que impugnará al considerarlo "un paripé".

El acuerdo alcanzado, según ha informado Asaja en un comunicado, salva las diferencias que en los últimos meses han llevado al retraso de la aplicación de la subida del 2 % que ambas partes fijaron en el documento que regula la relación laboral en el sector agroforestal de la provincia de Huelva a finales de 2018, y que tiene una vigencia de tres años desde su firma.

El desencuentro entre ambas partes había llevado a CCOO a presentar una demanda de conflicto colectivo en el Sercla que se ha solventado por la vía de la negociación.

Así, ambas partes han acordado la inclusión de una cláusula que especifica que aquellas categorías profesionales que no alcancen el SMI actual, una vez aplicada la subida del 2 %, gozarán de un complemento salarial no consolidable hasta que los tribunales resuelvan el contencioso que la patronal mantiene con la administración a cuenta de los dos últimos Reales Decretos que imponen sendas subidas salariales inasumibles por la totalidad de los sectores afectados y que además, suponen una violación del derecho a la negociación colectiva, ya que los decretos son posteriores a la aprobación del Convenio del Campo.

De esta forma, gracias a esta acuerdo un peón recolector de frutos rojos cobrará en la próxima campaña un total 47,59 euros brutos por la jornada de 6 horas y media de duración.

Por su parte, la federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva ha anunciado que impugnará el acuerdo ya que consideran que "no deja de ser un paripé, al igual que pasó en 2019" ya que "con este acuerdo faltaría 0,95 euros para alcanzar el SMI. Una diferencia que, sumada a la del 2019 (que fue de 3,36 euros) hace un total de 4,31€ lo que se deja de abonar al trabajador".

"Solo con las 6 millones de peonadas que se generan anualmente en la campaña de frutos rojos, estamos hablando de cerca de 26 millones de euros adeudado", ha apuntado.

Para Gómez "es una escandalosa pérdida salarial y contraproducente para los trabajadores que, una vez terminada la campaña agrícola de 2020 no será aplicable a ningún trabajador de la recolección", de ahí que la considere "una trampa" que anulará otros pluses ya reconocidos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD