30-07-2020 / 18:11 h EFE

El sindicato Unite, el mayor del Reino Unido e Irlanda, organizó hoy ante la Embajada española en Londres una "cacerolada" para protestar contra las "ayudas estatales" que podría recibir el grupo hispano-británico IAG para trata de adquirir Air Europa.

El evento, que pretendía emular el estilo de las manifestaciones acontecidas en España durante la pandemia del coronavirus -con banderas, cacerolas y otros utensilios de cocina-, congregó a "un gran número de personas", según indicó la organización, que no quiso ofrecer un número estimado.

Además de la protesta por el proceso de compra de la española Air Europa, Unite también aprovechó la concentración para denunciar la "traición" de British Airways, integrada en el International Airlines Group (IAG), matriz de Iberia, Vueling y la irlandesa Aer Lingus, entre otras.

El sindicato afirmó que, mientras IAG recibirá supuestamente fondos públicos para hacerse con Air Europa, British Airways tiene en marcha un proceso de ajuste para "despedir y recontratar" a más de "30.000 trabajadores", con el objetivo de degradar sus condiciones laborales cuando se reincorporen a sus puestos.

"Esta semana, el Gobierno español está estudiando un plan para dar cientos de millones de euros de los ciudadanos españoles a IAG, "cuyas grandes inversiones están controladas por la familia real catarí y por grandes fondos de inversión estadounidenses", explicó Unite en un comunicado.

El sindicato ya confirmó el mes pasado que ha informado a la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, de que actuará "como tercera parte" en la investigación sobre la compra de Air Europa por parte de IAG.

Asimismo, ha remitido a la Dirección General de Competencia de la Unión Europea (UE) un informe el que dice que esta operación es "particularmente peligrosa" para la competencia del sector e "iría en detrimento de los ciudadanos".

La directora ejecutiva de Unite, Sharon Graham, recordó hoy que también ha remitido cartas a varios ministros y al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, para pedir al Ejecutivo español que no dé ayudas públicas a Iberia, perteneciente al grupo IAG, "a cambio de nada".

En las misivas, Unite insiste en que un rescate por parte del Gobierno o la propuesta de compra de Air Europa por parte de IAG no serían del interés de los españoles.

"Serían malas noticias para los empleos, que no estarán garantizados bajo una IAG que está tomando una postura cada vez más agresiva contra sus trabajadores. También sería un acuerdo terrible para los consumidores porque IAG tendría el monopolio de vuelos desde y hacia España."

Las protestas de Unite tiene lugar cuando IAG presenta mañana viernes sus cuentas del primer semestre, mientras sufre las consecuencias de las nuevas restricciones impuestas por Reino Unido a los viajes a España y con dudas sobre el precio pactado para comprar Air Europa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD