28-07-2020 / 17:10 h EFE

Las farmacias aragonesas recuerdan que las altas temperaturas como las que se registran estos días por la ola de calor pueden afectar a la calidad de los medicamentos y por eso recomiendan conservarlos entre 2 y 8 y utilizarse tan pronto como se hayan sacado del frigorífico.

El calor, explica el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza en una nota de prensa, puede afectar a los tratamientos farmacológicos, especialmente si estos son crónicos y si se trata de pacientes polimedicados, o de edad avanzada.

En este sentido aconsejan revisar si los medicamentos que se están utilizando pueden alterar la adaptación del organismo al calor y, en caso de que así sea, utilizarlos con mayor precaución; consultar al especialista para que evalúe la necesidad de estos tratamientos en términos de beneficio-riesgo individual y suprimir o sustituir los que no sean adecuados ni indispensables.

También evitar la prescripción de antinflamatorios no esteroideos, especialmente nefrotóxicos en caso de deshidratación, y verificar que la ingesta de líquidos y de sodio están adaptadas en el caso de consumo de diuréticos.

Los farmacéuticos recomiendan asimismo supervisar las condiciones de conservación de ciertos grupos de fármacos y apuntan que aquellos que no comportan ninguna mención especial de conservación demuestran que no se degradan cuando son expuestos a temperaturas de 40 grados durante 6 meses mientras que otras formas como supositorios, óvulos o cremas son "bastante sensibles" a elevaciones de temperatura.

En los viajes, si se transportan medicamentos, deben aplicarse las mismas precauciones de conservación, utilizando una nevera portátil en el caso de que sea necesario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD