28-07-2020 / 11:40 h EFE

Cada año más de 6.500 personas acuden a urgencias como resultado de una quemadura, de las que 1.300 (cerca del 20 %) requieren ingreso hospitalario, y unas 60 de ellas mueren, la mayoría hombres de entre 30 y 50 años.

La causa principal de ingreso por quemadura es la llama, que se origina principalmente en el hogar y en el centro de trabajo.

Son algunas de las conclusiones del informe "Lesionados por quemaduras en España", que han presentado este martes Fundación Mapfre y la Asociación Española de Quemaduras y Traumatismo Eléctrico (AEQUE).

La investigación, que ha analizado a más de 46.000 personas que sufrieron una quemadura entre 2011 y 2017, revela que los hombres son los principales perjudicados hasta los 65 años, edad en la que comienza a afectar más a las mujeres.

Los ingresos por quemadura se han reducido un 80 % durante el confinamiento, ha señalado durante la presentación Enrique Monclus, presidente de AEQUE y especialista en cirugía plástica y reparadora del Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).

Además, durante los meses de marzo y abril, un total de cuatro personas con COVID-19 necesitaron ser ingresadas por quemadura grave, de las que falleció una.

El informe, que recoge datos del Ministerio de Sanidad que no habían salido a la luz hasta ahora, indica que el número total de urgencias hospitalarias por quemadura entre 2011 y 2017 fue de 46.325, que derivaron en 9.115 ingresos, principalmente de hombres de entre 30 y 50 años (25,9 % del total frente al 11,6 % de las mujeres).

Entre los menores de 14 años es donde se producen menor número de ingresos (1.050), lo que, a juicio de los expertos, se debe a las campañas de concienciación y educación en materia de prevención.

El número total de fallecidos durante esos siete años ascendió a 414 personas, unas 59 personas de media al año, lo que corresponde al 4,4 % del total de ingresos hospitalarios.

En adultos, la causa más frecuente de quemadura es la llama (53,1 %), que provoca una lesión en el 16 % del cuerpo. También descargas eléctricas, uso inadecuado de productos químicos y superficies calientes.

En menores, el motivo principal es la escaldadura, producida en su mayoría por líquidos calientes, que afectan a casi 7 de cada 10 (68 %), con una edad media de 2,8 años.

Las personas que son ingresadas por quemadura grave sufren una media de una intervención quirúrgica y una estancia hospitalaria de unos 13 días, cifras que van a disminuir debido al uso de la bromelaína, un nuevo tratamiento que está siendo muy efectivo para curar este tipo de heridas.

Este tratamiento está permitiendo que los pacientes que antes solían requerir al menos siete días de hospitalización, hoy pueden estar en sus casas a los dos o tres días.

El director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, Jesús Monclús, ha advertido de "no dejar que los niños se acerquen a sartenes o cazuelas mientras estamos cocinado y no permitirles jugar con mecheros y líquidos inflamables".

Ha pedido, además, extremar la precaución con ciertos productos químicos, como la sosa cáustica, no mezclar productos de limpieza y al bañar a un bebé a una temperatura entre los 35 y los 37 grados.

Ante una quemadura, se debe aplicar agua fría en abundancia, pero no hielo, ni tampoco aloe vera, pasta de dientes o clara de huevo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD