27-07-2020 / 13:31 h EFE

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona han atendido un total de 44.463 personas durante los primeros cuatro meses desde el estallido de la pandemia de COVID-19, de las cuales un 20 % no había requerido nunca ayuda o hacía más de un año que no acudía a los mismos.

En comparación con el año anterior, entre el 16 de marzo y el 16 de julio de 2020, los servicios sociales municipales atendieron a la mitad del total de personas que en 2019 acudieron a dicho servicio.

En una rueda de prensa, la teniente de alcaldía de Derechos Sociales de Barcelona, Laura Pérez, y la comisionada de Acción Social, Sonia Fuertes, han destacado que el grueso de las ayudas otorgadas se han destinado a cubrir primeras necesidades en alimentación y en vivienda.

En concreto, entre el 1 de marzo y el 30 de junio, se otorgaron un total de 18.760 subsidios de emergencia por un valor global de 8,01 millones de euros, un incremento igualmente destacable respecto a las cifras de los cuatro meses del año anterior, cuando fueron 7.558 ayudas por valor de 3,9 millones de euros.

Asimismo, el reparto de comidas llegó a incrementarse un 192 % y, actualmente, con 7.171 menús diarios, sigue siendo un 88 % superior al que había antes de la pandemia.

"Aún no somos conscientes del alcance social y económico de esta crisis", ha subrayado Pérez, que ha expresado su preocupación por todos los trabajadores que "ponían sus expectativas" en el sector servicios y el turístico, así como los que viven de la economía informal.

"Como ayuntamiento brindamos unos servicios públicos y defendemos, de nuevo, la necesidad de tener una sanidad publica y unos servicios sociales a la altura para dar respuesta a lo que aún no sabemos como podrá afectar a toda la población de Barcelona", ha señalado la concejala.

Laura Pérez también ha destacado que el alto porcentaje de personas que han acudido por primera vez a los servicios sociales a raíz de la pandemia es una muestra de la "economía muy débil" en la que viven muchas familias, que solo cuentan con los ingresos diarios para subsistir y que, en cuanto los pierden, dejan de tener sus necesidades básicas cubiertas.

En este sentido, Fuertes ha señalado: "Lo que ha emergido no es una vulnerabilidad nueva, sino la situación de muchas personas que vivían en unas condiciones muy precarias, sobre todo, desde el punto de vista del empleo y la vivienda".

La comisionada de Acción Social ha reclamado políticas de vivienda y de garantía de ingresos "para que estas personas no entren en situaciones de vulnerabilidad, puedan dignificar su situación y logren construir un proyecto vital".

Sobre el papel de los servicios sociales, Pérez ha subrayado el compromiso y entrega de los trabajadores municipales que "han estado a la altura del momento excepcional".

En este sentido, la concejala ha señalado que la labor de estos trabajadores, así como la reorganización del servicio y el impulso de herramientas telemáticas, ha permitido atender a todas las personas y alcanzar, en el mes de julio, un tiempo de espera medio para una primera atención de seis días, que supone una tercera parte de la espera que había el año pasado.

A su vez, Laura Pérez ha agradecido también la labor de las organizaciones sociales y las redes de apoyo que durante el estado de alarma ofrecieron su colaboración para cubrir necesidades, y ha anunciado que el consistorio destinará ayudas por valor de 600.000 euros a 57 entidades y colectivos vecinales para que puedan mantener sus iniciativas de atención social.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD