27-07-2020 / 13:20 h EFE

El Gobierno de Navarra ha concedido una subvención de 30.000 euros a la ONG Salvamento Marítimo Humanitario, en apoyo a las labores de rescate y asistencia que presta con su buque Aita Mari a las personas migrantes en el Mediterráneo Central y en la isla griega de Chios.

El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha firmado este lunes con el presidente de la ONG, Íñigo Mijangos, en un acto celebrado en el Palacio de Navarra, el convenio por el que se regula la concesión de esta subvención, ha informado el Ejecutivo foral.

El convenio recoge las acciones en las que colaborara el Gobierno de Navarra con la ONG Salvamento Marítimo Humanitario. Entre ellas destacan el apoyo a las tareas que esta organización lleva a cabo en el Mediterráneo Central, con las acciones de su buque de rescate Aita Mari, así como para la asistencia médica que presta en la isla griega de Chios.

Esta asociación sin ánimo de lucro trabaja, en concreto, en el campamento de Vidal.

Tras la firma del convenio el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha remarcado que para “este Gobierno es necesario apoyar, en todas las formas en que sea posible, las labores humanitarias que se están llevando a cabo con las personas migrantes y refugiadas en el Mediterráneo Central”.

“Las ONGs han ido por delante de la Unión Europea, por desgracia, en la protección de estas personas, de sus derechos y de sus propias vidas; y gobiernos sensibles a este tema, como el de Navarra, tenemos la obligación moral de apoyarlas en la medida de nuestras capacidades”, ha subrayado Santos.

El consejero ha señalado además que “estas asociaciones son las primeras embajadoras de nuestra sociedad ante personas que buscan una vida mejor, que buscan seguridad y libertad”, y ha puesto el énfasis en señalar que “de nada sirve que preparemos programas de acogida si no hacemos lo que esté en nuestra mano para que estas personas lleguen vivas a nuestros países”.

Santos ha querido “agradecer públicamente la labor de Salvamento Marítimo Humanitario, que hemos tenido ocasión de conocer de primera mano a lo largo de numerosas reuniones”, así como la de todas las asociaciones que desarrollan labores humanitarias similares.

Para Santos, la implicación económica de Navarra es también “una implicación emocional de este Gobierno, que quiere implicar también al conjunto de la ciudadanía”.

“El drama de las personas refugiadas, que en ocasiones llega a las portadas y a las televisiones y en otros periodos sigue ocurriendo aunque se silencie, no está a tantos kilómetros de nosotros”, ha apuntado.

“No podemos ser insensibles, ni como administración ni como sociedad, a situaciones tan duras como las que ven cada día las personas de Salvamento Marítimo Humanitario”, ha concluido Eduardo Santos.

La partida de 30.000 euros otorgada hoy fue aprobada por el Parlamento de Navarra en los Presupuestos Generales de Gasto para el ejercicio 2020, quedando encargado de su gestión el servicio Karibu de Acogida y Acompañamiento a Personas Migrantes, de la Dirección General de Políticas Migratorias.

Con posterioridad a la aprobación de dicha partida, se han celebrado varias sesiones de trabajo entre la Dirección General de Políticas Migratorias y los responsables de la asociación Salvamento Marítimo Humanitario, tras las cuales se ha determinado qué programas y servicios serán objeto de la subvención.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD