25-07-2020 / 21:50 h EFE

Marruecos ha registrado en las pasadas 24 horas 811 nuevos casos de coronavirus, lo que supone la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia, solo seis días después de que el gobierno anunciara el pase del país a la llamada "fase 3" y el aligeramiento de las restricciones en los espacios públicos.

Más de la mitad de estos casos (427) se han detectado en la región norteña de la costa mediterránea que va desde Tánger hasta Alhucemas, que acumula además casi un cuarto de los casos a nivel nacional y se convierte así, en términos poblacionales, en la más afectada por la pandemia.

Este nuevo récord de contagios se produce además cuando el país se dispone a celebrar, el próximo viernes, la Fiesta del Sacrificio, la más importante del calendario para muchas personas, que supone miles de desplazamientos y reuniones familiares masivas.

El gobierno marroquí, que ha impuesto unas restricciones muy severas durante cuatro meses, no ha querido suspender la fiesta, pero el ministro de Sanidad, Khaled Ait Taleb, pidió hoy en un webinario "madurez y responsabilidad para evitar visitas inútiles y contactos físicos en estas reuniones familiares", además de recordar que el reconfinamiento siempre es posible.

Hoy mismo, el ministerio del Interior publicó un comunicado reaccionando a la "laxitud de ciertos individuos" y recordando que el porte de la mascarilla es obligatoria y las infracciones al respecto están penadas con prisión (de uno a tres meses), ante lo cual las autoridades "no vacilarán para aplicar las sanciones".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD